Photo Uribe
Logo Small

Lunes 24 de Septiembre del 2018

Por el rescate de la libertad y de Venezuela

Autor(a): Actualidad  | 

Fecha: 19/06/2018

Exclusivo para FCPPC
 

Lilian Tintori, activista de Derechos Humanos venezolana. - Foto: archivo particular FCPPC

Por Lilian Tintori
Activista de Derechos Humanos
Especial para FCPPC

Siempre se ha dicho que Colombia y Venezuela somos dos países hermanos. Y lo somos. Compartimos historia, costumbres, una extensa frontera de 2.219 kilómetros y un mismo tricolor. También un mismo dolor. En el pasado, millones de colombianos debieron refugiarse en Venezuela producto de la violencia, hoy más de 40.000 venezolanos cruzan diariamente hacia Cúcuta, ante la crisis humanitaria sin precedentes que estamos padeciendo. Buscan no solo alimentos o medicinas, también un futuro que les pertenezca. En el último año más de 700.000 hermanos (según cifras oficiales, pero se habla de más de un millón) han cruzado al otro lado del río, para hacer de Colombia su segunda patria.

Las imágenes de estas partidas cada día conmueven más. Familias enteras se llevan toda su vida en Venezuela en una pequeña maleta, llenos de expectativas y de miedo por lo que pueda venir. El pueblo colombiano, desde la misma frontera, los ha recibido con hermandad. La iglesia y las organizaciones sociales han mostrado la mejor cara de la solidaridad. Colombia se ha convertido en un punto de luz y esperanza y eso se lo agradeceremos siempre. Hoy la crisis humanitaria toca a todos los venezolanos y está presente en todos los ámbitos. Nada ni nadie se escapa. Seis de cada diez venezolanos se acuestan con hambre todos los días, porque los anaqueles están vacíos y la hiperinflación (Proyectada por organismos internacionales en 13.000% al cerrar el año), hace que lo poco que se consigue vaya aumentando hasta las nubes.

Todos los días la gente sale a la calle a reclamar por la falta de servicios básicos, como electricidad, agua y transporte. En datos del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, en lo que va de 2018, existe un acumulado de casi 3.500 protestas. Más que un número, son un grito de desesperación, de hambre y llanto. Son las historias de los niños que se desmayan en sus escuelas porque no han desayunado. Es el viacrucis de los pacientes de cáncer, VIH y otras enfermedades, en un país con más de 90% de escasez de medicamentos.

Hoy Venezuela, un territorio lleno de riquezas naturales, potencialidades y gente buena, padece todo esto por el capricho de un régimen opresor. No les importa el sufrimiento de la gente, no les importa llenar las cárceles de presos políticos y buscar humillarlos con torturas y fuerza bruta. No les importa seguir destruyendo la vida de millones. La razón de lucha de mi esposo, Leopoldo López, y la mía, es trabajar por una Venezuela libre, no solo de esta dictadura. Libres del hambre, libres de la escasez, libres del miedo. Por eso Leopoldo lleva más de cuatro años preso, porque se ha enfrentado desde un principio al régimen, hablando claro, planteando una salida y llegando al corazón de la Venezuela profunda.

Nuestro compromiso es rescatar a Venezuela del desastre. Queremos un país con un futuro próspero, que se traduzca en derechos para todas las personas y en el que podamos integrarnos con nuestros vecinos como un sinónimo de bienestar y armonía. Por eso es tan importante que la región siga apoyando nuestra lucha. Una lucha que no solo es política, también es moral y espiritual, por amor a nuestras familias y a nuestro país.

Sabemos que no estamos solos e indefensos ante la maldad que hoy tiene el poder. Estamos unidos con nuestros países hermanos, por nuestra dignidad, nuestras convicciones democráticas y el destino compartido de vivir en Libertad.

Otros artículos en Reseñas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed