Una primera llamada de los presuntos secuestradores de su hija Nohora Valentina, recibió esta mañana el alcalde de Fortul, Arauca, Jorge Enrique Muñoz, quien, por obvias razones se abstuvo de revelar detalles. Sin embargo dijo que ya sabe quiénes la tienen y qué es lo que quieren. La esperada comunicación se produjo cuatro días después del secuestro de la niña Nora Valentina, cuando en compañía de su madre, se dirigía al colegio donde estudia.

El alcalde Jorge Enrique Muñoz al confirmar el primer contacto con los secuestradores advirtió que no estaba autorizado para revelar lo tratado por ellos, pero subrayó que ya ha pasado la incertidumbre, pues conoció que la niña está bien, muy bien cuidada, está en un sitio seguro y que incluso ha podido ver por televisión los mensajes que se le han enviado. Agregó que además ya se sabe quiénes la tienen y qué es lo que quieren.

Muñoz dijo que el pronunciamiento que hizo esta mañana el Papa Benedicto XVI surtió los primeros efectos. Supuestamente en la comunicación los secuestradores le habrían dado al alcalde Muñoz las primeras instrucciones para un primer acercamiento.