La Fiscalía también investiga a Edilson Álvarez Guerrero por los crímenes de Querubín Ascanio, un desmovilizado de las Farc asesinado el pasado 6 de mayo, y Deiber Quintero Pérez, familiar de un desmovilizado y miembro de la Junta de Acción de Deporte.

En una operación realizada por la Fiscalía y la Policía capturaron, en las últimas horas, a Edilson Álvarez Quintero, alias Enano o Blanca Nieves, supuesto jefe de Los Pelusos y responsable, al parecer, de varios homicidios e intimidaciones contra la población y defensores de derechos humanos en El Tarra, Tibú y Acarí.

De acuerdo con el ente investigador, Álvarez Quintero sería uno de los hombres de confianza de alias Pácora, jefe máximo de Los Pelusos y quien libre una disputa, según la investigación, con otros grupos ilegales de la región de Norte de Santander por el control territorial y el dominio de las ganancias ilícitas producto del narcotráfico.

Igualmente, la Fiscalía investiga a Blanca Nieves por los crímenes Querubín Ascanio, un desmovilizado de la extinta guerrilla de las Farc asesinado el pasado 6 de mayo, y Deiber Quintero Pérez, familiar de un desmovilizado y miembro de la Junta de Acción de Deporte, quien murió el 11 de febrero de este año.

Las autoridades quieren establecer si esta persona estaría vinculada con la reciente masacre de El Tarra, en la que hombres armados ingresaron a un billar y dispararon contra varias personas. Este hecho, que ocurrió el pasado 30 de julio, dejó un saldo de diez personas muertas, entre ellas el presidente de una Junta de Acción Comunal y cuatro desmovilizados de las Farc.

Esta persona será presentada ante un juez de garantías y la Fiscalía lo investigará por los delitos de concierto para delinquir agravado, homicidio agravado, porte de armas. Álvarez Quintero también será investigado por el homicidio a un líder social. La detención de Blanca Nieves se suma a las capturas de Belsaid Carrascal Ortiz, alias JJ, y Cristonel Carrascal Ascanio, conocido como Noni, señalados de participar en la masacre de El Tarra.

"No más violencia contra los líderes sociales de Colombia. Me uno a ese clamor. Me uno a esas voces", exclamó el presidente Iván Duque, luego de la captura de Álvarez Quintero.