FCPPC - Vista de Impresión

Enlace: 

https://www.pulzo.com/nacion/antecedentes-venezolano-expulsado-colombia-PP612561

Autor: ---

Fecha: 21/12/2018

El 26 de mayo de 1999, en un operativo contraguerrilla, el Ejército encontró a Carlos Manuel Pino García en Vichada, en la zona que comandaba ‘El Negro Acacio’.

El extranjero estaba allí con Pedro Guzmán Tambor, Miguel Salazar Hernández y Carlos Félix Zambrano y William Javier Villamizar, otros cuatro ciudadanos venezolanos que estaban vendiendo armas a la guerrilla, según el Ejército, recordó Blu Radio.

La Fiscalía, por su parte, concluyó que sí eran colaboradores de las Farc y tenían pruebas para procesarlos por rebelión porque trabajaban bajo una fachada de actividades turísticas, y no tenía sentido en una zona selvática controlada por la guerrilla, agregó El Tiempo.

Además, fueron capturados en el operativo que cayó alias ‘Esteban González’, considerado el ‘Ministro de Hacienda de las Farc’, y que según reportes del Ejército, le aportó a las Farc más de 15 millones de dólares por la venta de armas y narcóticos entre 1996 y 1998.

Un año después, en mayo de 2010, quedaron en libertad por la gestión del entonces canciller de Venezuela, José Vicente Rangel. En ese momento el gobierno de Hugo Chávez pidió la deportación de sus ciudadanos alegando que no se conocían entre sí y estaban adelantando investigaciones universitarias, recogió el diario.

Esa versión no coincidía con la investigación de la Fiscalía, que encontró que dos de los extranjeros detenidos con Pino García llegaron al tiempo a Colombia, y siendo compañeros de silla en el mismo bus, informó El Espectador en su momento.

Esos vínculos con grupos armados motivaron que, en ese momento, el gobierno de Andrés Pastrana también lo sacara del país, y por eso no sorprende que Migración Colombia considere que representa un “riesgo para la seguridad nacional, el orden público, o la tranquilidad social” o que esté vinculado a actividades políticas, como argumentó la entidad en un comunicado.

Para 2009, la investigación había precluido y Pino García estaba de vuelta en el país trabajando como agregado de prensa de la embajada de Venezuela en Colombia y mano derecha del entonces embajador, Gustavo Adolfo Márquez Marín.

Ese año el liquidado Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) lo señaló de tomar fotografías y grabar imágenes de los asistentes a una marcha contra Chávez “con fines presumiblemente de inteligencia”, agregó El Espectador.

En su regreso a Colombia, Pino García se casó con la exparlamentaria de izquierda y exsecretaria de Gobierno de la alcaldía Gustavo Petro, Gloria Flórez, con quien tiene un hijo de aproximadamente 10 años.

Migración Colombia resaltó que pese a que Pino García alega ser funcionario de la embajada de Venezuela, no tiene inmunidad diplomática porque era contratista y no tenía una gestión laboral formal.

El venezolano expulsado no podrá regresar a Colombia por los siguientes 10 años y después de que se cumpla ese plazo deberá pedir una visa para su ingreso.

En las últimas horas fue trasladado de Bogotá a Cúcuta y en la mañana de este jueves fue entregado a las autoridades de Venezuela en el Puente Internacional Simón Bolívar.

Entre tanto, la Dirección Nacional de Inteligencia reveló que tiene todo un expediente en contra de este hombre porque está dedicado a actividades de espionaje para Venezuela con la intención de desprestigiar al gobierno colombiano promoviendo marchas sociales, agregó Blu Radio.

Entre esas protestas están los disturbios de los venezolanos en los campamentos en Bogotá y la infiltración de estos grupos de migrantes para generar xenofobia, puntualizó Caracol Radio. Cabe recordar que en el último mes fueron expulsados varios ciudadanos de ese país que alentaban los problemas de los refugiados.

La emisora también afirmó que se le acusa de seguimientos a opositores del régimen venezolano asilados en Colombia.