FCPPC - Vista de Impresión

Enlace: 

https://www.vanguardia.com/colombia/ejercito-denuncia-que-un-soldado-fue-secuestrado-en-valle-del-cauca-JB663902

Autor: EFE

Fecha: 22/03/2019

Un grupo de hombres armados secuestró en el suroeste de Colombia al soldado Alirio Montenegro Adamez, quien se desempeña como conductor del Batallón de Alta Montaña No. 8 del Ejército, informó este jueves la institución.

El hecho, indicó el Comando de la Tercera División del Ejército en un comunicado, ocurrió este miércoles en el municipio de Florida, que hace parte del departamento de Valle del Cauca.

“En horas de la tarde el soldado profesional Alirio Montenegro Adamez, orgánico del Batallón de Alta Montaña No.8 Coronel José María Vezga del Comando Operativo Apolo, fue secuestrado por hombres armados mientras se movilizaba en un vehículo oficial a la altura del corregimiento Llanito, del municipio de Florida”, indicaron las autoridades.

Según el parte oficial, el soldado “fue conducido con dirección desconocida” y el vehículo en el que se desplazaba fue “incinerado en el lugar”.

Tras conocer el secuestro, tropas del Ejército se desplazaron a la zona para llevar a cabo operaciones que permitan dar con el paradero de Montenegro.

“Este comando rechaza de manera contundente este tipo de hechos que vulneran el derecho a la libertad personal y obstruyen el cumplimiento de la misión constitucional”, indicó la institución, que solicitó información a la población civil para ubicar al uniformado.

Aunque por el momento se desconoce la autoría del secuestro, en inmediaciones de Florida hacen presencia guerrilleros del Eln, disidentes de las Farc y miembros del Epl, considerado por el Gobierno como una banda narcotraficante.

Estos grupos armados al margen de la ley se dedican en el Valle del Cauca a extorsionar y se disputan además el control de las áreas con cultivos ilícitos.

Precisamente, en septiembre del año pasado la comunidad denunció continuos enfrentamientos entre el Eln y el EPL en el municipio de Corinto, ubicado en el vecino departamento del Cauca, por el control de las rutas del narcotráfico.

El EPL tradicionalmente ha hecho presencia en la frontera con Venezuela, aunque tras la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las Farc ha ampliado su accionar a otras regiones.