Photo Uribe
Logo Small

Domingo 19 de Mayo del 2019

Propondré al uribismo hacer campaña por el NO"

Autor(a): Actualidad  | 

Fecha: 21/07/2016

Exclusivo para FCPPC
 

El senador José Obdulio Gaviria sustenta las razones por las cuales se debe votar negativamente el plebiscito. - Foto: Tomada del portal www.losirreverentes.com

Entrevista al senador José Obdulio Gaviria en el portal Los Irreverentes.

LOS IRREVERENTES. Senador, hay un debate interesante respecto de la actitud que vaya a asumir el Centro Democrático frente al plebiscito: personas de peso en el partido como Iván Duque y Carlos Holmes Trujillo creen que debe haber abstención, pero muchos militantes de la base están convencidos de que hay que salir a votar masivamente por el NO.

JOSÉ OBDULIO GAVIRIA. Deliberadamente me he abstenido, hasta hoy, de opinar sobre el dilema “NO o ABSTENCIÓN” ¿Sabe por qué? Este no es un asunto ideológico o de principios. Muy respetables la tesis sobre no legitimar el acuerdo; tiene un gran valor moral la predica de la abstención. Pero el debate es sobre la táctica y nada más.

L I. Pero los amigos de la abstención dicen que el No es una forma de legitimar al Sí en caso de que éste triunfe.

JOG. El uribismo nunca reconocerá legitimidad a un acuerdo del Estado que entronice a una banda criminal en la política. ¡Nunca! Por más que ganase el sí, resistiríamos la decisión; pondríamos en entredicho esa claudicación en el debate presidencial del 2018.

L I. Volvamos a lo de que todo se reduce a un debate táctico…

JOG. La ley de plebiscito que aprobó el congreso es una simple ley de umbral. Ahí está la respuesta al dilema. Al declarar la Corte exequible la trampa del guarismo ridículo del umbral (4 millones 388 mil votos), le quitó cualquier opción a la táctica de la abstención. En cualquier caso Santos superará el umbral ridículo. Bastarán los votos cautivos de los partidos del gobierno, incluidos Polo Democrático y Verde, más unos cuantos votos que apoyan por convicción al Sí, y lo traspasan. De esa manera la abstención quedaría diluida o ahogada en un laguito de cuatro millones de votos.

L I. Su compañero de bancada, Samuel Hoyos, dijo a LOS IRREVERENTES que “como oposición no podemos concurrir a legalizar un mecanismo arbitrario y tramposo que ha diseñado el gobierno utilizando los recursos públicos”.

JOG. Uno concurre a los eventos políticos por activa o por pasiva. La forma pasiva en este caso, es decir, la “abstención activa”, es un instrumento táctico perverso e inútil si el combate no es contra un umbral alto (17 millones sería el umbral sin la trampa inventada por Roy Barreras). Ahí la abstención pesa porque no se le hace el quórum al enemigo. Los partidos anarquistas del siglo XIX y primera mitad del XX recurrieron a ella. No arriesgaban nada y siempre se hacían la ilusión de haber ganado. No había método científico para medir su origen; y los promotores, por su nihilismo, nunca evaluaban el resultado.

Pero cuando la abstención no tiene efectos frente al umbral, su resultado es monstruoso. Abre un boquete para el triunfo fácil del enemigo.

L I. Pero también han ensayado la abstención sectores democráticos de la derecha.

JOG. Exacto. Y ha sido un desastre. Un ensayista español escribió el texto, “El no votar siempre ha fracasado demostrablemente en la historia como medio de protesta”. Y trae varios casos que son apabullantes. El de las elecciones de Jamaica en 1983, que tuvo un 97,3% de “abstención activa”. La consecuencia fue que el 2.7% de los ciudadanos le dieron el poder a los corruptos por seis insoportables años. Venezuela, igualmente, apenas se está reponiendo del vacío que creó el retiro de la oposición democrática de las elecciones de 2005.

L I. Al final del día el partido se inclinará por la opción que más le guste al expresamente Uribe. Usted que ha recorrido la política con él en los últimos 30 años y que lo conoce como pocos, ¿cuál cree que será la decisión que tome?

JOG. Creo que en su fuero íntimo Uribe está decidido a dirigir el No. Lo vería fuera de base predicando la abstención contra un umbral de 4 millones de votos.

L I. Para nadie es un secreto que el Centro Democrático no tiene una base electoral sólida a nivel regional, lo cual se comprobó en las elecciones de octubre del año pasado cuando al CD le fue muy mal.

JOG. Pues, si algo tenemos para una campaña del No en un plebiscito, son fortalezas nuestras y debilidades ajenas.

El ciento por ciento del voto uribista es por convicción o por intuición. Es el voto de ciudadanos que creen en el mensaje, las consignas y la orientación de Uribe.

L I. ¿Pero no cree que es aventurado meterse en una campaña tan importante en la que la maquinaria gubernamental se va a emplear a fondo para promover el sí en los departamentos y municipios de Colombia con la chequera oficial en la mano?

JOG. Habrá escollos logísticos para movilizar la votación; pero verá usted cómo se hará moler la gente por sortearlos.

Si nuestra esperanza de triunfo estuviese en los buses, tamales y billetes de 50 mil, estaríamos totalmente perdidos. Si nuestra esperanza estuviese en los comités de políticos profesionales o en el trámite de intereses y coimas, estaríamos perdidos.

Este será un enfrentamiento Uribe versus la alianza Santos-Timochenko. Recuérdese que una vez se firme el acuerdo, las Farc trasladarán sus fichas a un campamento central desde dónde se moverán libremente por todo el país 60 forajidos forrados en billetes e infatuados con su sensación de “haberse salido con la suya”. Y habrá 10 activistas del crimen moviéndose libremente por cada una de las treinta zonas de ubicación. Resistirlos a ellos, a los tenientes políticos de la Unidad Nacional y a Santos mismo; será una tarea para la que se necesitarán argumentos, convicciones, elocuencia, acceso a medios de comunicación y mucha decisión de trabajar. Creo que eso es lo que nos sobra.

L I. Le insisto en que los resultados de las elecciones de octubre son un mal pronóstico para el plebiscito.

JOG. Las marchas del dos de abril deben ser el punto de referencia para medir nuestras posibilidades y no las elecciones de octubre, llenas de clientelismo e intereses.

Y el acento, el énfasis, el esfuerzo principal se debe concentrar en las capitales y lograr que la conciencia, las ideas, las convicciones se conviertan en la fuerza material que mueva a los votantes.

L I. ¿Cuándo habla de clientelismo e intereses a qué se refiere?

JOG. Me refiero al clientelismo presente en todos los partidos. A intereses personalistas que hay en todos los partidos. En el CD los hay aunque no son hegemónicos como sí lo son en la Unidad Nacional. En una campaña por ideas, por abstracciones como el peligro del socialismo del siglo XXI, esos sectores pierden protagonismo y se hacen visibles los mal llamados «líderes de opinión».

En una campaña por el No en el plebiscito, vale más un tuit que un bus; un muro en facebook que mil camisetas.

L I. Los medios de comunicación están casados con el sí; los grandes empresarios, que son los principales financiados de las campañas, han manifestado su complacencia con el proceso de paz; los altos funcionarios del Estado estarán en campaña. ¿Con cuáles respaldos reales cuenta la oposición para hacer la campaña en el plebiscito?

JOG. Contamos con la verdad, con la razón. Ese es nuestro principal respaldo. Contamos con el espejo de Venezuela. Con diez y siete años de sufrimientos de un pueblo que no supo resistir el ascenso de un criminal al poder. Ese es nuestro respaldo histórico para convencer a millones de colombianos de que no podemos hacer lo mismo.

Y la superioridad intelectual y moral; el carisma del líder del No, Uribe. Al frente de un titán de la política habrá, guiando al sí, un inframoral, Timochenko y un presidente corrupto, ineficiente y sin principios.

Verá usted cómo el debate se convertirá en pedagogía y la pedagogía en decisión de movilización y la movilización en votos.

LI. ¿Usted sí cree que sea posible un triunfo del No en el plebiscito?

JOG. El resultado del No es una incógnita. Incluso para Santos y Gaviria que están muertos del miedo. Lo de las “banderas negras” es una muestra gratis de su desespero, lo que los lleva a mentir tan descaradamente. En cambio el resultado de la abstención estaría cantado: ¡nada de nada!

Por eso, precisamente, propondré al partido hacer campaña por el No.

@IrreverentesCol

Otros artículos en Nuestros Columnistas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.00001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed