Photo Uribe
Logo Small

Miércoles 15 de Agosto del 2018

REFLEXIONES SOBRE LA PAZ I

Publicado en:

El Colombiano  | 

Autor(a): Rafael Nieto Loaiza  |

Fecha: 20/04/2014

 

Tiempos de reflexión. O deberían serlo, aunque sea tarea dificilísima en medio del ruido ensordecedor del mundo contemporáneo que, pareciera inevitable, no conoce el silencio.

Y tiempo para la paz, aun para quienes vivimos convulsos entre nuestros defectos y pecados. Y como de paz se trata, que esta sea la oportunidad para compartir una opinión inicial sobre lo que debería ser "el proceso" con la guerrilla.

Para empezar, no puede ser un proceso entre iguales. No se trata de una negociación entre Estados ni entre partes que tiene similares calidades y condiciones. En Colombia no hay causas justas para el levantamiento armado ni guerra civil. De manera que por un lado está el Estado, democrático y de derecho, que aun con sus debilidades y falencias, representa al pueblo y cuenta con legitimidad para usar las armas, y por el otro está una guerrilla criminal, que no duda en acudir al terrorismo y al narcotráfico, y que solo es expresión de un ínfimo grupo extremista y violento. Si no se acepta esta premisa de asimetría, el camino que se recorra en las negociaciones será, como está siendo, equivocado.

Por lo mismo, el fin de las negociaciones no es ni puede ser la transformación del Estado sino únicamente el fin del terrorismo y el desmonte de las estructuras criminales de la guerrilla. Sí, se puede negociar con los terroristas y esa negociación sería legítima, pero solo para ponerle punto final a la violencia criminal y nada más. Es ese propósito y solo ese el que justifica ética y jurídicamente la negociación con los bandidos. Desviarse de esa vía y pactar con los terroristas cambios en la estructura del Estado, en el ordenamiento jurídico o en el sistema económico, supone una inaceptable legitimación de la violencia como mecanismo de lucha política o de cambio social o económico. Y envía un mensaje antipedagógico a las futuras generaciones porque estimula acudir a la violencia para generar las transformaciones que se creen indispensables.

No estoy diciendo con esto que el país no necesite grandes cambios y que no sea urgente terminar con la pobreza y disminuir la desigualdad. Lo que sostengo es que esos cambios y esas políticas públicas no pueden acordarse con los violentos porque ellos no tienen legitimidad alguna. Son obligaciones del Estado y la sociedad y nunca deben someterse a negociación con los terroristas. Se deben pactar exclusivamente con los grupos políticos que aceptan y respetan las reglas de la democracia y el ordenamiento jurídico.

Por eso mismo, no es aceptable la premisa de Santos de que la negociación con la guerrilla es solo la base para "una paz estable y duradera". Esa hipótesis supone regresar a la errada teoría de las causas objetivas de la violencia, que los hechos han demostrado que es falsa. Hay sociedades mucho más pobres y desiguales que la nuestra y que están lejísimos de tener los grupos terroristas y los niveles de violencia que nos azotan. La pobreza y la desigualdad ni explican ni justifican la violencia, aunque los grupos terroristas se excusen en ellas y de ellas se alimenten. De hecho, no puede perderse de vista que los violentos son corresponsables de la pobreza, que agudizan al atentar contra la infraestructura, aumentar los costos de seguridad, disminuir los ingresos por impuestos, amedrentar el capital humano preparado y emprendedor, y ahuyentar la inversión nacional y extranjera. Además, la necesidad de combatirlos distrae al Estado de sus deberes sociales y lo obliga a invertir valiosísimos recursos humanos, económicos y de tiempo para enfrentarlos.

De manera que el único proceso aceptable es el dirigido a poner fin a la violencia y desmontar la estructura guerrillera. Pero eso no puede hacerse negociando con los terroristas cambios estructurales del Estado, el orden jurídico o la economía, por mucho que tales cambios sean necesarios y convenientes. Porque, contrario a lo que Santos sostiene, la "paz" no es un valor absoluto al cual deben rendirse o subordinarse todos los demás. De hecho, la paz es solo medio para que la sociedad y los individuos que la componen tengan plenas libertades y garantías para su desarrollo sin ver amenazadas su vida, integridad y bienes por parte de los violentos.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed