Photo Uribe
Logo Small

Sábado 23 de Junio del 2018

Un lenguaje por la verdad

Publicado en:

El Universal  | 

Autor(a): Valentín Arenas Amigó  |

Fecha: 31/03/2014

 

La revuelta cubana fue presentada al mundo como una lucha por la libertad en contra de la dictadura de Batista ocultando que se quería imponer una autocracia totalitaria en la Isla. Después de controlar el poder Fidel reconoció el engaño cuando dijo lo siguiente:

"Desde luego, si nosotros nos paramos en el Pico Turquino cuando éramos "cuatro gatos" y decimos: Somos marxistas-leninistas desde el Pico Turquino -posiblemente no hubiéramos podido bajar al llano. Así que nosotros nos denominábamos de otra manera, no abordábamos ese tema… Periódico "Revolución", La Habana 22 de diciembre de 1961.

Cuando el teniente-coronel lanzó su revuelta, copiando la de Cuba, la presentó como una "democracia participativa" cuando lo cierto es que era una autocracia totalitaria similar a la cubana. Este engaño del régimen a imponer en Venezuela que tenía una cultura democrática obligó a utilizar la misma nomenclatura de las democracias y así mantener el engaño que consistía en imponer la autocracia oculta tras el uso y abuso del lenguaje propio de toda democracia. Veamos como hicieron esto.

República Bolivariana de Venezuela se le llamó al nuevo Estado que no era ninguna República y mucho menos bolivariana manejando así el prestigio del Libertador para engañar. El sistema electoral se conservó, parcializado, para simular la democracia que no existía porque se desconocía la soberanía popular. Engaño. Se hizo aprobar en el año 1999 una nueva Constitución como la base de un Estado de Derecho y así se anunció, después fue violada con la más absoluta impunidad. La Constitución pasó a ser "un parapeto" para ocultar la naturaleza autocrática del nuevo régimen Los poderes clásicos en todos los Estados democráticos -ejecutivo, legislativo y judicial- más la Fiscalía, la Contraloría y la Defensoría de los Derechos Humanos se mantuvieron intactos en la Constitución pero, en la práctica, ninguno funciona como tales pues todos cumplen las órdenes que reciben del autócrata que es el poder único y los demás son simples "secretarías" que están a su servicio y por eso, como no funcionan, el ciudadano quedó indefenso frente al Estado que dejó de ser un Estado de Derecho para convertirse en uno de fuerza y así los derechos humanos del ciudadano como persona quedaron sin protección jurídica. Otra característica de la democracia es la libertad de expresión que la Constitución mantiene pero en la práctica el régimen la anuló al tener bajo control a casi todos los medios de comunicación escritos, televisivos y radiales. Otro engaño más.

La única manera de que el pueblo, único soberano, perciba que está siendo víctima de un colosal engaño consiste en usar el lenguaje de la verdad para desnudar el lenguaje de la mentira y el engaño. Practiquémoslo en el siguiente párrafo. "La autocracia castrista vigente en Venezuela, nuevo título de la soberanía nacional, maneja el sistema electoral como la mejor garantía para poder controlar su ejercicio porque así la verdadera voluntad popular nunca se conocerá. Las secretarías del ejecutivo, la secretaría judicial que hace justicia, la secretaría legal que aprueba leyes, la secretaría fiscal que acusa a ciudadanos que molestan al ejecutivo, la secretaría contralora que actúa sin tener titular y nunca en contra de la corrupción y la defensora que es una secretaría silente pues desconoce los Derechos Humanos. Estos que fueron antes poderes autónomos del Estado y una garantía para los derechos humanos de todos ciudadanos en la práctica estos poderes no existen  pero se les  sigue llamando como lo que no son y esto contribuye a mantener el engaño y hace que el ciudadano siga creyendo que vive en un Estado democrático que realmente no existe porque la Constitución se viola y los poderes no son autónomos".

Los articulistas y medios que aún permanecen libres deben usar el lenguaje de la verdad y así dejar al descubierto el lenguaje del engaño que tanto confunde al ciudadano. Ya es hora después de quince años.

Profesor de Instituciones Políticas de la UCAB

alenri@gmail.com

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed