Photo Uribe
Logo Small

Miércoles 24 de Octubre del 2018

Yo pisaré las calles nuevamente

Publicado en:

El Nacional - Venezuela  | 

Autor(a): Elizabeth Fuentes  |

Fecha: 08/03/2014

 

Esto no se lo llevó quien lo trajo: este horror lo trajo Hugo Chávez importado de Cuba porque aspiraba a permanecer en el poder más tiempo que los Castro y, en consecuencia, se dedicó 14 años a estructurar la misma oscura telaraña caribeña que les ha permitido a los dictadores de la isla hacer lo que les da la gana frente a un pueblo atemorizado y hambriento, con dos consignas bien bonitas.

Y no me refiero a la parodia de elecciones o la justicia arrodillada ante el poder, sino a ese silencioso monstruo que también utilizó el nazismo en sus mejores días para enfrentar la disidencia a punta de pistola, los dichosos “colectivos” que, visto lo que hemos visto, no son otra cosa que delincuentes armados, abastecidos de municiones, pagados y organizados desde Miraflores para pisotear a quienes osen pretender sustituir a Chávez o Maduro, que no es lo mismo pero es igual. Delincuentes que, suponemos, habrán exigido en contraprestación que los dejen matar sus tigres –en todas sus acepciones– para poder tener sus Iphones y sus Nike como toda la gente, pero sin tener que pagarles ni un céntimo a sus víctimas porque las dejaron en el sitio de un solo pepazo.

Dice el dirigente de Catia Saverio Vivas que el calco a la cubana es tan exacto que en las zonas populares “ya tenemos vecinos encargados de informar a los colectivos que la comunidad está haciendo una protesta política”.  Entonces se aparecen para amedrentarlos. Es decir, que los sapos de los comités de Defensa de la Revolución ya están aquí, vigilando a los parroquianos y soplándoles a los colectivos quién hace qué, por qué y dónde, para que los malandros en moto se aparezcan a impedirles su legítimo derecho a la protesta. Y, como en Cuba, el día que Saverio trató de hacer un mitin frente a la sede del PSUV de Catia le dieron una golpiza tan fuerte que le dejaron inconsciente y con varias costillas fracturadas.

Eso es lo que quieren hacer ahora, pero en todo el país. Generar el mismo pánico de este a oeste, extender ese Estado represor que hasta ahora había funcionado solo en las zonas populares – las que más le temen a la hora de la chiquita–, para que todos los ciudadanos nos acostumbremos a vivir jodidos y en silencio, como en los barrios. Que hagamos las colas frente a los supermercados pero sin decir ni esta boca es mía. Que nos calemos a la partida de corruptos desfilando con sus camionetas blindadas y sus escoltas o a las hijas de Hugo dándose la gran vida sin explicar cómo, igualito que hacen los hijos de Fidel.

La broma es que en Cuba, hay que reconocerlo, el asunto partió de una epopeya. Unos barbudos en la sierra derrotando a un dictador. Y con ese cuentico, los cubanos se la calaron un tiempazo. Pasaron hambre, miseria y aislamiento “por culpa del imperialismo”, asunto que manejó Fidel como toda una hazaña colectiva.  Pero es aquí cuando a Maduro la chuleta cubana ya no le servirá  para nada, porque ni ha demostrado liderazgo ni valentía a la hora de la verdad, ni cuenta con el más mínimo respeto popular que le permita mantener a un pueblo hambriento y calladito demasiado tiempo.

Ya veremos a sus colectivos rodeando quién sabe a quién, cuando no les lleguen los “recursos” ni el hamponato común les alcance para hacer mercado. Ya veremos a los colectivos recibiendo gas del bueno, como toda la gente.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed