Domingo 19 de Noviembre del 2017

Avanza la farsa

Publicado en:

El Espectador  | 

Autor(a): Hernán González Rodríguez  |

Fecha: 29/08/2014

 

“Si queremos paz en este país –afirma Santos- no podemos comenzar a segmentar, solamente estas víctimas sí, o estas víctimas no. El conflicto es uno y la solución al conflicto es una. Y por eso se debe oír a todas las víctimas”…. “¿Y por qué es tan importante? Porque escuchar a las víctimas para poder respetarles sus derechos y reconocerlas, pues es un paso de inmensa trascendencia que nunca se había dado y que tiene toda la lógica, porque queremos que las víctima sean el centro de la solución del conflicto”, explicó el presidente Santos.

El propio Presidente reconoce que en el país existen no menos de seis millones de víctimas. Si los ‘Timochenkos’ nos acomodaran a los arrodillados colombianos la reparación de 4 millones de víctimas, a razón de 20 millones de pesos en promedio por víctima, pues deberíamos presupuestar 80 billones de pesos. El PIB de Colombia en 2014 se avecinará a los 700 billones de pesos. Casi imposible asignarles 10 billones de pesos por año durante 8 años, porque esto es el equivalente a vender dos Isagen por año. Y esto, sin presupuestar el posconflicto.

a lista de metas inalcanzables en la paz a la manera Santos ya incluye la no entrega de las armas, el elevadísimo costo de las reparaciones de víctimas y del posconflicto, incompatible su paz con la autorización del Gobierno para cultivar coca en el Catatumbo, inalcanzable blindar a los cabecillas de las Farc contra las extradiciones y la justicia internacional… Y las metas inalcanzables suelen terminar en tragedia. Meta inalcanzable fue la igualdad del comunismo y terminó en tragedia. La superioridad de la raza aria de Hitler también terminó en tragedia. Las metas inalcanzables del socialismo chavista están terminado en tragedia.

Ante las declaraciones del procurador, Alejandro Ordóñez, quien dijo que sentía que en la mesa de negociaciones, y especialmente los acuerdos relacionados con narcotráfico y sustitución de cultivos, se estaban convirtiendo en “una operación gigante de lavado de dólares”. Replicó Santos argumentando que los acuerdos logrados en este punto son históricos, porque llevan a las Farc a romper con el narcotráfico y, junto con el Gobierno, acabar con los cultivos ilícitos.

En una reveladora visita del escritor Plinio Apuleyo Mendoza publicada en el diario El Tiempo el primero de agosto pasado, participó él con los alcaldes de Convención, El Carmen, El Tarra, Hacarí, La Playa, San Calixto, Sardinata, Tibú, Teorama, Ocaña, el Zulia y unas 3.000 personas más, en una reunión organizada por miembros del grupo Ascamcat. “En ella tomó la palabra el líder de esta asociación campesina para informar sobre los acuerdos logrados con el Gobierno, dentro de los cuales le recordó a su audiencia que el Gobierno había aceptado considerar al cultivador de coca como víctima del abandono oficial, y en consecuencia, el campesino no podía ser procesado ni condenado, porque el cultivo de coca era su único sustento”.

Terminó Plinio diciendo que existe allí una fuerte organización política y financiera de la guerrilla. A los campesinos les donan tierra y les aportan seis millones de pesos para que inicien el negocio. Los laboratorios están todos en Venezuela donde los insumos son más baratos y la guardia venezolana se ocupa de que el negocio funcione bien. Y se pregunta, ¿en cuántos otros sitios del país ya se tolera y se tolerará esto?.

Otros artículos en

Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Juan Oliveros Simanca

30/08/2014 6:12 AM

El lenguaje corporal de la foto es espectacular. Las mujeres tienen las manos adelante, quieren decir que muestran su juego. Humberto de La Calle las tiene en el bolsillo, es decir, ‘me importa un rábano’, Mora está diciendo: Yo soy el importante. Y Jaramillo las tiene escondidas; es decir, no se sabe cuál es su juego. ¿Para qué más discursos? ¿Qué puede sali de eso?

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido