Quiénes Somos

La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) es una entidad sin ánimo de lucro que nace con el objetivo de consolidar en el largo plazo las propuestas doctrinarias que ha generado el presidente Álvaro Uribe Vélez en el país. Y es así que se propone generar lineamientos que le permitan a las futuras generaciones tomar decisiones, ejecutar políticas de Estado e implementar proyectos con un soporte metodológico y teórico fuerte en torno a este modelo de desarrollo.

Justificación

El presidente Uribe a lo largo de su actividad política ha venido sentando las bases teóricas de una nueva doctrina política aplicable a la situación de nuestra nación. Sus aportes han surgido como respuesta a la solución de los difíciles y complejos problemas de la nación y de su gobernabilidad, poniendo “patas arriba” innumerables conceptos tradicionalmente aceptados. Solo un escaso número de analistas han iniciado la tarea de darle cuerpo a esa doctrinaque ilumina la acción del presidente Uribe”, uno de ellos es el doctor José Obdulio Gaviria que hace además un llamado para que se cree un ejercito de publicistas de la misma. Sin lograr que la doctrina que da una nueva luz a nuestro devenir político y social se incruste en lo más profundo del alma y conciencia del pueblo, las viejas ideas en cualquier momento tomarán nuevamente el cauce de la nación, perdiéndose así una oportunidad histórica para lograr los grandes cambios que requiere el país. Por lo anterior, se vió la necesidad de aunar esfuerzos con todo aquel que entienda esta necesidad para alcanzar la difícil, pero no inalcanzable, meta de consolidar a largo plazo las propuestas doctrinarias que han generado los cambios positivos de estos últimos años y generar lineamientos que permitan a la actual y las futuras generaciones de colombianos transitar de manera segura en la política pública y social si ha considerado la doctrina Uribista como una opción y soporte metodológico y práctico. Dado lo anterior, se tomó la decisión de constituir la Fundación que se denomina: “FUNDACIÓN CENTRO DE PENSAMIENTO PRIMERO COLOMBIA”

Historia

La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) es producto de la iniciativa de un grupo de colombianos que apoyan al presidente Uribe y su modelo de desarrollo y que consideraron que las políticas planteadas y aplicadas por el presidente Uribe son en realidad un cuerpo de doctrina que solo con su profundización y difusión se logrará mantener el rumbo que el país ha tomado.

En Octubre del 2006 la iniciativa se concretó con la realización de la Asamblea de Constitución y para el 3 de Mayo del 2007 se obtuvo el registro en la Cámara de Comercio de Bogotá.

Desde esa fecha hasta hoy hemos publicado cuatro títulos de la colección “Las Ideas de Uribe”. Hemos apoyado visitas de líderes sindicales a EE.UU. y representantes estudiantiles universitarios de instituciones públicas y privadas, quienes respaldan la conveniencia del Tratado de Libre Comercio con ese país.

También se han constituido capítulos en 17 departamentos y es de señalar la creación del grupo de jóvenes de la fundación quienes tienen representantes a lo largo y ancho de todo el país.

A nivel nacional e internacional se viene ampliando la red de personas que trabajan en la promoción y divulgación de la doctrina Uribista.

Misión y visión

Fortalecer y promulgar los principios democráticos, la economía libre y responsable, así como el respeto de los derechos humanos para contribuir a la seguridad y progreso de las naciones de América Latina.

En el año 2030 la Fundación se habrá consolidado como uno de los tanques o centros de pensamiento más importantes de América Latina, y un referente a nivel mundial en la defensa de los principios democráticos, los derechos humanos y el desarrollo sostenible

Objetivo general

La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia desea construir una Colombia donde: se pueda vivir dignamente y las necesidades básicas estén efectivamente cubiertas; hayan oportunidades para el desarrollo profesional, familiar y personal con igualdad y mérito; sea posible sentirse orgulloso de la nacionalidad y origen, y el miedo y la incertidumbre no sean una constante; se logre disfrutar de un entorno y medio ambiente sano en plenitud; exista una verdadera solidaridad y pertenencia de la vida en comunidad; y haya un ejercicio responsable de las libertades individuales con respeto de las diferencias.