Photo Uribe
Logo Small

Lunes 16 de Julio del 2018

En honor a la verdad.

Publicado en:

Minuto30  | 

Autor(a): Juan Pablo Echeverry  |

Fecha: 22/05/2014

 

En realidad la objetividad no existe. Todo lo que decimos y sobretodo la forma en que lo hacemos está influenciado por quienes somos y lo que deseamos. Sin embargo, el ejercicio responsable del periodismo exige un esfuerzo por acercarse lo máximo posible a la verdad, sin importar nuestras posiciones subjetivas. Es deber de quienes ejercen como comunicadores, el informar veraz y eficazmente a los lectores, escuchas o televidentes.

Los únicos espacios que se escapan a ese rigor deben ser los de la opinión, como éste. Aquí tenemos la libertad de decir lo que a criterio de quién opina sea relevante. Es el escenario máximo de la libertad de expresión y los lectores están en total libertad de tomar lo que decimos o dejarlo a un lado. A partir de allí el ciudadano puede formar su propio criterio frente a opiniones divergentes.

Lo que no puede pasar y ocurre con vulgar frecuencia hoy en Colombia, es que se confundan ambos espacios. No se debe editorializar y llenar a quién recibe la información de opiniones cuando se informa. Ni sólo publicar información cuando se quiere opinar.

Ha sido evidente, por decir lo menos, el afán de los medios de comunicación por defender al Presidente Santos ante las polémicas surgidas en el debate pre electoral. La situación adopta un tinte miedoso cuando vemos las cifras astronómicas que el gobierno ha gastado en pauta publicitaria durante sus años de gestión. Y como sí fuera poco, hemos observado un desfile de acusaciones infundadas por parte de todos los grandes medios al candidato de la oposición. No hay que ser jurista ni comunicador, sólo tener dos dedos de frente para saber que uno no puede acusar a alguien de nada mientras no se demuestre lo contrario en un juicio. La presunción de inocencia es uno de los pilares que sostienen la democracia moderna y alejarnos de ella es caminar en el rumbo del totalitarismo.

Valga la ocasión y este pequeño espacio de opinión para hacer un llamado a la cordura para los comunicadores de Colombia. Tengan en mente señores que es también su responsabilidad contribuir a la estabilidad de la democracia y las instituciones en un país con los problemas de nuestra república. No se les pide ni siquiera neutralidad, pues en ocasiones “ser neutral en situaciones injustas es estar del lado del opresor” como bien lo dijo Desmond Tutu. Lo que se les exige es básico pero imperante: acercarse a la verdad dejando de lado las motivaciones y posiciones personales. Sean cuidadosos cuando emitan juicios de valor. Informen y dejen que los colombianos decidamos el rumbo que deseamos darle a nuestro futuro sin presiones. Esa debe ser una opción individual y libre de nuestras conciencias: en ese sentido el voto es como la salvación del alma.

Yo votaré sin duda por el candidato Zuluaga. Primero porque durante toda su carrera pública y privada no ha tenido una sola tacha. Segundo porque en su trayectoria ha demostrado siempre coherencia con los mismos argumentos, ideales y visión de país. Tercero porque tiene una propuesta cuyo pilar es la educación. Cuarto porque fue el mejor Ministro de Latinoamérica y este país necesita responsabilidad en sus finanzas púbicas. Y quinto porque no me quiero dejar influenciar por escándalos infundados de última hora.

Usted, querido lector, naturalmente podrá hacerlo por quien considere conveniente. Una pertinente sugerencia es hacerlo pensando en las generaciones que vendrán. Bien decía Winston Churchill que “un político se convierte en estadista cuando deja de pensar en las próximas elecciones y empieza a pensar en las próximas generaciones”.

La verdadera paz estable de Colombia no se conseguirá sino con una receta de dos ingredientes igual de importantes: mano firme para todo delincuente que quiera enfrentarse al Estado de Derecho derramando sangre inocente y educación para preparar a las nuevas generaciones de colombianos que generen verdadero desarrollo sostenible.

Seguir retrocediendo o avanzar hacia el futuro, la decisión está en sus manos.

@JPEcheverry

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed