Photo Uribe
Logo Small

Sábado 22 de Septiembre del 2018

LA ORDALÍA DE PETRO O EL JUICIO DE DIOS

Autor(a): Pedro Aja Castaño  | 

Fecha: 13/01/2014

Exclusivo para FCPPC
 

"Sé humilde cuando subas para que sean indulgentes contigo cuando bajes." Autor desconocido

Dicen que cuando el diablo no está en forma siembra el caos; pero que, una vez recuperado debido a la necedad humana, sustituye el caos por un nuevo orden; si lo dejamos, desde luego. Leyendo el artículo de Juan Francisco Valbuena en El Tiempo del 5 de enero de 2014 “Decisión del Procurador cancelaría la revocatoria”, especialmente en lo relacionado con “Las razones para recusar al Procurador”, me pregunté si estaba en la ilustre Atenas suramericana o en algún pueblo de la Edad Media presenciando una ordalía o ‘Juicio de Dios’ en el que el Gran Inquisidor era Petro. Como el quejoso Inquisidor argumenta la parcialidad del Procurador al tener éste “un interés moral directo que le impide a él y a sus colaboradores ser imparciales en el proceso en su contra,” introduce Petro el argumento de la moralidad como equivalenteal de unasubjetividad irracional,incapaz de hacerjuicios, como si la moralidad no tuviera parámetros objetivos de consenso social, basados en leyes naturales. Cita Petro como argumento contra el Procurador el haber sido miembro deTradición, Familia y Propiedady yo le preguntaría a Petro si está de acuerdo con la vulgaridad; estoy seguro de que diría que no. Le preguntaría de nuevo si está de acuerdo con que las élites arrasen. Y también estoy seguro, porque Petro es marxista, que me diría que ¡No, ni de vainas! Entonces le mostraría uno de los valores por los que lucha TFP: “La Tradicióncristiana es un valor incomparable que debe regular lo que es moderno. Ella actúa por ejemplo para que la igualdad no sea entendida como el arrasamiento de las élites y la apoteosis de la vulgaridad.”Finalmente le preguntaría a Petro: “Amigo mío: ¿qué es lo esencial de ese enunciado?”

Continúa Petro como argumento contra el Procurador el haber sido miembro de la Sociedad de San Pío X. dirigida por Monseñor Lefebvre como si esto fuera un delito de lesa majestad contra el Papa, la sociedad o los católicos. Esta falacia argumentativa cala en una opinión pública que ignora cuál es el debate entre la iglesia oficial y Monseñor Lefebvre. Se sorprende uno entonces que en una sociedad pluralista en ideas y creencias, los ‘pensadores progresistas, liberales, librepensadores’, la élite de Petro,le den carácter de argumento válido a una diferencia. ¿Qué tienen que ver las basuras con San Pío X?

Y en un nuevo universosin conectividad con las razones de la destitución Petro enumera lo que piensa Ordóñez de la comunidad LGTB, Bogotá, Humana, los centros comunitarios, las normas divinas, etc. que nada tienen que ver con las acusaciones de las que es objeto y que no ha podido refutar. De pronto me doy cuenta que Petro ha debido instaurar su recusaciónante el Tribunal Eclesiástico de Bogotá.

¿Qué pretende Petro? Enredar a la opinión pública con diferentes falacias. Veamos. Recuerdo un diálogo entre Scully y Mulder enExpedientes X.Scully– Que Tu hermana fue abducida por alienígenas? Eso es ridículo.Mulder– Bueno, mientras no puedas probar lo contrario, tendrás que aceptar que es cierto. El argumentoad ignorantiamtrata de quealgo puede ser admisible–aunque no lo pruebe-si nadie puede encontrar un argumento que lo refute. En este caso, el Procurador tiene que probarle a Petro que el comunismo de éste no influyó en la decisión de destitución; es decir, se invierte la carga de la prueba en laque el Procurador tiene que probar la improbabilidad de la causalidad. Una trampa. En este juego le propondría al Procurador el siguiente diálogo con Petro: Procurador: “Lo he destituido e inhabilitado porque usted fue ineficaz en la recolección de basuras y en la administración de bienes públicos.” Petro: “Eso no es cierto.” Procurador:“Puede usted demostrar que no fue ineficaz y que no administró mal los bienes públicos en el caso de las basuras que causaron el caos en Bogotá los días 18, 19 y 20 de diciembre de 2012?”

Otra de las argucias de Petro es la falaciaad hominem.Esta ocurre cuando la contra argumentación se dirige hacia la persona, no sus razonamientos. Los jesuitas, masones, ateos, comunistas, miembros del Opus Dei, de la Sociedad San Pío X, etc., son capaces de articular ideas respetables y deleznables. ¿Cuáles son esas ideas y cómo se examinan cada una de ellas?Petro ante sí, y porque sí, determina que el Procurador no puede juzgar objetivamente porque es miembro de determinada organización, o porque dice tal cosa. El contrargumento obvio sería: el hecho deque un mafioso vaya a misa y comulgue, no quiere decir que no mate. En este caso, se examinan hechos jurídicos, no suposiciones.

¿Con qué cree Petro que cuenta? Apela a la incondicional lealtad de sus seguidores.Supone que éstos deben estar de acuerdo con los intereses del supuesto líder, tenga o no la razón. La argumentación fraudulenta de Petro cree poder crear la lealtad que apela a las emociones que están por encima de la razón y con ello resolver y ganar su caso.

En resumen. Petro ha pretendido crear una nueva situación jurídica abstracta poniendo como argumentosu manera de ser honesta anterior al evento, o una interpretación teórica de una supuesta inhabilidad del Procurador en relación con sus actos administrativos relacionados con las basuras. Pero la honestidad también se puede predicar de bandidos que hacen negocios legales entre ellos; cuando pagan impuestos, el colegio de sus hijos, etc. En contra posición lo confronta el Procurador con una situaciónconcreta que es la evaluación dela manera de comportamiento jurídico de Petro que obró en detrimento de la ciudad, desobedeciendo las reglas de una institución jurídica queipso factolo pusieron frente a las ventajas y obligaciones inherentes al funcionamiento de la Procuraduría. En este escenario se trata de sustituir el funcionamiento democrático por algo similar alas ordalías o Juicios de Dios de la Edad Media queconsistían en invocar y en interpretar el juicio de la divinidad a través de mecanismosritualizadosysensibles,mágicos e irracionales,de cuyo resultado se infería la inocencia o la culpabilidad del acusado. En la Plaza de Bolívar se ritualizó la absolución de Petro por partedel pueblo medianteel ruido alucinantede las vuvuzelas;en la prensa y la televisión se ritualizó la condenación mediáticadel Procurador con los titulares que apelaban a prejuicios populares. Por su parte Petro pretendió utilizar la estrategia del juicio de Jesús (interrogatorios por parte delSanedríno tribunaljudío, el gobernador romano, Herodes Antipas el tetrarca de Galilea y finalmente de nuevo por Pilatos) para crear conflictos jurisdiccionales a su favor.En este caso algunas de las instancias internacionales se inhibirán de pronunciarse, el Presidente se mantendrá en lo suyo, la opinión pública se manifestará,y Petro tendrá que confrontar con argumentos jurídicos la razón de sus actos, puesno estamos en Judea o enla Edad Media, aunque el Fiscal crea lo contrario. Las jurisdicciones siguen siendo lo que son, para bien o para mal.

Finalmente, influido quizá por la irracionalidad de la ordalía, no sé por qué asocié el caso Petro con la Clave XVI, La Torre,de los Arcanos Mayores del Tarot que representa a un hombre en la cúspide de una torre  que es derribado por un rayo. El significado básico de ese arcano es la arrogancia que es castigada. ¿Una coincidencia significativa? Me acordé también del e-mail de un amigo antiuribista y mamertoque el 10 de diciembre de 2013 me envió un titular de Anncol:“El golpe de Estado en Colombia por el Procurador del Opus Dei y Uribe” que no quise responderle. Pero ayer una ‘diosidencia’ me señaló la cita con la que redondeo esta ordalía por internet:"Cuando percibas los aplausos del triunfo, que suenen también en tus oídos las risas que provocaste con tus fracasos." Josemaría Escrivá de Balaguer. No soy del Opus Dei, que conste.

Otros artículos en Nuestros Columnistas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed