Miércoles 22 de Noviembre del 2017

Maya Contralor: Vargas Lleras aumenta su poder y Uribe y Gaviria pierden el pulso

Publicado en:

La Silla Vacía  | 

Autor(a): Laura Ardila Arrieta  |

Fecha: 20/08/2014

 

Con gol en el último minuto, el presidente Juan Manuel Santos ganó el primer gran pulso político de su segundo gobierno al lograr la elección, ayer por la tarde, de Edgardo Maya Villazón como nuevo contralor general. El triunfo de Santos es también el triunfo de su vicepresidente Germán Vargas Lleras, la derrota del expresidente opositor Álvaro Uribe y una nueva demostración de la gran influencia de la Presidencia en el Legislativo.

Con una votación de 175 contra 38, Maya le ganó al aspirante Gilberto Rondón. Carlos Ardila Ballesteros, el otro de la terna, no sacó ni un apoyo y 14 congresistas votaron en blanco.

Maya es un abogado de Valledupar con una larga carrera política que incluye haber sido procurador dos veces y pertenece a una de las familias más poderosas del Cesar. Tiene varios parientes políticos y de sangre investigados por supuestas relaciones con los paramilitares, pero su hoja de vida era para muchos la mejor y eso -aparte del apoyo abierto de Santos- pudo convencer a varios congresistas de apoyarlo.

Ganadores y perdedores

Con el triunfo de Maya gana Vargas Lleras porque sigue aumentando su poder en el Estado. “Pocos funcionarios sin ser Presidente han acumulado tanto poder como él”, le dijo a La Silla sobre Vargas un senador santista minutos después de la elección de Maya.

La razón es que Vargas Lleras ya no sólo concentrará buena parte de la ejecución del Gobierno en el tema de infraestructura y tendrá influencia sobre lo político a través de su aliado político, el ministro de la Presidencia Néstor Humberto Martínez, sino que a partir de hoy tendrá contralor amigo.

Como lo contó La Silla, el Vicepresidente fue uno de los padrinos de la candidatura de Maya y dicen dos congresistas de la coalición de Gobierno que de hecho influyó para que Santos le hiciera el guiño al exprocurador, contradiciendo el compromiso que había hecho el Presidente con el exmandatario César Gaviria.

Dado que el grueso del presupuesto de inversión se ejecutará a través de los ministerios de Vivienda y de Transporte, bajo la égida de Vargas Lleras, la Contraloría en manos de un rival podía eventualmente convertirse en un freno grande para quienes están a cargo de estos proyectos, como de hecho sucedió en el gobierno Santos I con la contralora Sandra Morelli.

El poder político de la Contraloría es inmenso y si César Gaviria hubiera logrado poner allí a su ahijado en la contienda, Gilberto Rondón, habría tenido una forma de contrarrestar el poder de Vargas Lleras.

Porque en ese pulso, más allá de las funciones de control fiscal, se estaba definiendo también el camino para la candidatura presidencial de 2018 por la que aspiran tanto Vargas Lleras como muy posiblemente Simón Gaviria, el hijo del expresidente.

Santos le había dicho a César Gaviria que se mantendría neutral en esa elección pero al final le dio el espaldarazo de frente a Maya, generando esa fractura con Gaviria. Y pavimentando aún más el camino para las aspiraciones futuras del Vicepresidente.

Vargas Lleras demostró su compromiso con Maya, además, ordenando a la bancada de su partido Cambio Radical que le diera a él su voto.

Eso sucedió la semana pasada, primero en una reunión con los senadores de Cambio y luego el jueves en un encuentro de Vargas con los representantes a la Cámara de esa colectividad. La Silla supo que ese día se suponía que los congresistas se encontrarían sólo con su jefe natural, pero de sorpresa les llegó Edgardo Maya para mover su candidatura.

“La directriz de Germán (Vargas Lleras) fue no retar al Gobierno y votar por Maya”, le detalló un congresista de ese partido a La Silla.

Esto no significa que el exprocurador Maya ahora vaya a ser el contralor de bolsillo de Vargas Lleras. De hecho varias personas que lo conocen ven a Maya como un súper poderoso que no responde a padrinos. Sin embargo, habrá una deuda de agradecimiento con el Vicepresidente, algo que no habría tenido Rondón.

Además de Vargas ganan el expresidente liberal Ernesto Samper y el fiscal Eduardo Montealegre, que también veían con buenos ojos la aspiración de Edgardo Maya, quien fue nominado por la Corte Constitucional luego de una cuestionada pirueta jurídica.

Por otro lado, con la elección de ayer pierde Uribe que le apostó a derrotar el aspirante de Santos (fuera el que fuera, según fuentes conocedoras del Congreso) y terminó votando por Rondón, quien venía de una aspiración fuerte pero terminó sacando apenas 38 votos, los de la bancada del partido uribista Centro Democrático.

La particularidad es que al parecer Uribe además se decidió por Rondón en el último minuto, pues según le contó el senador uribista José Obdulio Gaviria a La Silla esa bancada a mediodía de ayer había decidido votar en blanco.

Cuando ya había comenzado la plenaria en la que se votó, apareció el director del Centro Democrático Óscar Iván Zuluaga a hablar con varios de sus congresistas ahí mismo en las curules.

Dos fuentes del Centro Democrático, una de ellas de adentro del Congreso, le dijeron a La Silla que Zuluaga llegó para convencerlos de votar por Rondón para tratar de derrotar al aspirante de Santos.

La senadora María del Rosario Guerra le había dicho a La Silla que el consenso de la colectividad no había sido por el voto en blanco, pero en eso su versión es opuesta a la de José Obdulio y a la de las otras dos fuentes que confirmaron que hubo un cambio de planes gracias a Zuluaga.

Al final, Uribe no sólo no le ganó el pulso a Santos sino que ni siquiera votó, pues se declaró impedido para hacerlo debido a que lo investiga uno de los tribunales que armó la terna de candidatos (la Corte Suprema) y le fue aceptado el impedimento.

El de Uribe fue de los pocos aceptados por la plenaria que, por ejemplo, no le aceptó el impedimento al representante santista Yahir Acuña, quien expuso los mismos motivos del expresidente.

Por último, como ya se ha dicho, pierde el expresidente Gaviria quien, también en una movida poco usual, se empleó a fondo a favor de Rondón, un personaje con poco peso político y desconocido en el panorama nacional.

La semana pasada, Gaviria se reunió con la bancada de su partido y les dijo que votaran por su candidato. Eso generó una discusión con la senadora Viviane Morales, quien le dijo molesta a Gaviria que no podía llegar a imponerles a los congresistas un aspirante y que tampoco podía generarles un problema con el Gobierno.

Morales y la también senadora Sofía Gaviria le propusieron a César Gaviria y a toda la bancada que votaran enseguida para elegir el candidato de los liberales a la Contraloría, pero eso no se concretó porque no estaban todos completos.

Al final, Gaviria no solo se quedó sin contralor y se alejó del presidente Santos, sino que también se cuestionó su liderazgo dentro de su propio partido.

¿Y cómo ganó Santos?

Aunque hoy Santos disfrute de su triunfo, la realidad es que el Presidente no la tuvo tan fácil.

Como contó La Silla, primero dio el guiño a Maya sutilmente (no lo hizo explícito sino que mandó a decir con mensajeros como el presidente del Congreso José David Name o el representnate liberal Édgar 'Pote Gómez, que su candidato era el exprocurador). Esa sutileza es lo usual, pero eso no bastó para alinear a los congresistas de su Unidad Nacional, algunos de los cuales contemplaban votar por Rondón.

Así es que luego a Santos le tocó decir de frente a sus legisladores que le gustaría que ganara Maya. Y ni así logró asegurar los apoyos.

Este puente festivo que acaba de pasar era su última oportunidad de garantizar la elección de Maya y por eso el ministro del Interior Juan Fernando Cristo estuvo llamando a varios congresistas por teléfono para sumar los votos necesarios.

De hecho, ayer después de la elección de Maya, el senador santista Armando Benedetti trinó que si Cristo no hubiese sido MinInterior Maya no habría ganado.

Lo preocupante para Santos es que todo este esfuerzo lo tuvo que hacer apenas empezando gobierno, cuando a ningún congresista de la coalición le conviene pelear con el Ejecutivo.

“Aún no han repartido, por ejemplo, los cupos indicativos (el nombre técnico de la mermelada) y hay muchos que no se querían quedar por fuera de eso y no le iban a fallar a Santos”, le explicó a La Silla otro congresista santista.

Eso coincide con lo que dijo un tercer congresista santista, quien simplemente afirmó que Maya ganó porque “nadie quiere pelear con el Gobierno comenzando”.

A todo esto se sumó la noticia de RCN, poco antes de la elección, según la cual Gilberto Rondón habría visitado al menos en dos ocasiones al narcotraficante Gilberto Rodríguez Orejuela en la cárcel.

La versión fue negada categóricamente por Rondón, pero aún así eso “lo liquidó”, según le dijo a La Silla un senador.

En donde no tuvieron ningún chance ninguno de los dos aspirantes fuertes fue en la oposición de los verdes y el Polo, que votaron en blanco porque consideraron que ninguno de los miembros de la terna era idóneo. Ambos partidos dijeron que todos tenían cuestionamientos. El Mira, entre tanto, se retiró de la sesión con una carta en la que también hizo críticas a todo el proceso.

En contraste a las mieles que hoy saborean Maya y Santos, está la herida que causó la jornada en el expresidente Gaviria, uno de los artífices de la reelección del Presidente.

Curiosamente, el liberal Gaviria comparte puesto en la orilla de damnificados con el conservador procurador Alejandro Ordóñez, quien también apoyaba activamente a Rondón.

Si estas molestias tendrán consecuencias en el gobierno Santos podría saberse en los próximos días.

Otros artículos en

Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido