Domingo 22 de Octubre del 2017

‘Volcar la frágil opinión pública’

"Morris será gerente del Canal Capital. Y a nadie parece importarle que con el erario se monte semejante aparato de propaganda contra el Estado y la sociedad."

Morris se siente el gurú de las comunicaciones de las Farc.

    'El terrible deshonor de pertenecer a las Fuerzas Armadas de Colombia'. Así tituló Sergio Camargo un artículo en Anncol. Autor y la revista son parte de la estructura internacional de las Farc.

    No obstante que nuestras Fuerzas Armadas tienen 85 por ciento de imagen favorable, Camargo (y las Farc) dice en el artículo que "haber pertenecido o pertenecer hoy en día (a ellas) es en realidad ser miembro de la pesadilla más terrorífica para el pueblo colombiano y que Nación alguna pueda haber conocido y sufrido en carne propia durante más de un siglo y medio (…) Estos criminales en uniforme no contentos con sus sanguinarias andanzas han optado también por emplearse a fondo en el oscuro mundo del crimen y de la corrupción (…)".

    Camargo hace su vocería de embustes 'farianos' desde Europa, en donde vive libre y tranquilo con rango de refugiado "político". Hay un video en YouTube ('Las mentiras de Hollman Morris') en el que se disecciona el modus operandi de tamaña máquina de propaganda montada por la banda terrorista. Veamos.

    Morris, director de Contravía, presentó en su programa una denuncia sobre las "atrocidades" de nuestro ejército. Una campesina, Yudy Guzmán, denunció que su marido, Albeiro Cardona Borja, también humilde campesino de San José de Apartadó, fue "desaparecido" en un operativo conjunto de soldados y paramilitares. Morris compró la actuación de Yudy y realzó el dramatismo de su testimonio obligándola a cargar en brazos a un bebé.

    La denuncia de semejante "crimen" dio la vuelta al mundo. La Comisión Internacional de las Farc (Cominter) y oenegés simpatizantes le hicieron todo el eco. Los "colectivos" de abogados respectivos movieron a la Comisión Interamericana de DD. HH., en Washington, para que se ordenaran medidas de protección para Yudi y el bebé. La tramoya se vino abajo cuando Albeiro, el "desaparecido forzado", desertó de las Farc y narró a las autoridades que la película era una treta para desacreditar al Estado, justificar la existencia de las Farc y conseguir fondos en Canadá y Europa. "A mi esposa le pagaron una plata para que dijera esas cosas en la TV", confesó. Yudi confirmó el montaje: "Estoy aquí para desmentir lo de la película Contravía, que fue grabada por el señor Morris (…) me pagaron para que yo hablara todo lo que hablé".

    Morris se siente el gurú de las comunicaciones de las Farc. El 7 de mayo del 2004 escribió al 'canciller' faroso Rodrigo Granda: "Viejo, quiero que pensemos y estudiemos la posibilidad de elaborar un buen documental sobre el tema del canje. Yo tengo algunos contactos que desde ya me dicen que lo colocarían en los primeros canales de sintonía de toda Europa con un buen despliegue publicitario. Recuerda que en momentos de crisis ha bastado con una buena película o con una buena imagen o un buen documental para volcar la frágil opinión pública a pregonar acuerdos y pedir verdades".

    Morris es osado. En febrero del 2009 actuó como corresponsal de guerra de las Farc, en una liberación de "prisioneros", como llama él a los secuestrados. Santos, ministro de la defensa de la época, lo denunció con estas palabras: "¿Qué papel estaba haciendo Morris? Era parte de ese show de las Farc; había sido llamado por ellas (sus) entrevistas fueron 'libretiadas' (…) que si los soldados no decían esto o aquello (…) los iban a cambiar por otros (…) Lo que (Morris) estaba haciendo, claramente, era algún juego a las Farc".

    Ahora Morris será gerente del Canal Capital. Y a nadie parece importarle que con el erario se monte semejante aparato de propaganda contra el Estado y la sociedad colombiana. De ahora en adelante, no solo leeremos sobre el 'El terrible deshonor de pertenecer a las Fuerzas Armadas de Colombia', sino que lo veremos en TV.

Publicado en EL Tiempo, 31/01/2012
José Obdulio Gaviria

Otros artículos en

Nuestros Columnistas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido