La seguridad democrática un eslabón de oro del uribismo

La seguridad democrática un eslabón de oro del uribismo

seguridad democratica

En el escenario político siempre hay corrientes que a partir de sus banderas marcan una huella y hacen historia en sus países a raíz de los resultados que entregan a la ciudadanía y son percibidos así mismo por la comunidad como movimientos políticos que trascienden de un período de gobierno a un modo causa país donde se revive el amor y respeto hacia lo público. En este caso lo vivido durante el año 2002 y 2010 bajo el liderazgo del ex presidente Dr. Álvaro Uribe Vélez con una política férrea de la defensa del Estado y las libertades frente a los terroristas dejo como herencia un movimiento llamado uribismo cuidando y defendiendo un tesoro: La seguridad democrática.

Hoy Colombia tiene un sector de la ciudadanía afín al uribismo que es un pueblo con la guardia en alto que sabe que para recuperar el orden y la seguridad para la vigencia real de las libertades y los derechos humanos La Seguridad Democrática es lo que se requiere para garantizar la protección de los ciudadanos.

El uribismo ha predicado que todos son bienvenidos en la democracia. La oposición, los que sean opositores de las ideas del Gobierno o de su partido, deben ser protegidos con el mismo cuidado que los amigos o partidarios del Gobierno.

La seguridad y la democracia son un matrimonio que genera la confianza a la comunidad. La seguridad garantiza el debate, que es la razón de ser de toda democracia, para que toda la ciudadanía tenga las garantías sublimes de exponer sus ideas y participar con la confianza de luchar por los beneficios de sus regiones.

Esta corriente política a fin del legado del ex presidente Uribe tiene muy claro que el enemigo de la política democrática es el terrorismo, que pretende imponer por la violencia su voluntad sobre los otros, al costo de la vida de miles de colombianos.  Frente a este monstruo de muchas cabezas sólo puede haber una respuesta: derrotarlo. Quienes persistan en el uso de esta práctica criminal, deben soportar todo el peso de la ley. Los colombianos no pueden ceder ante esa amenaza, se debe a derrotar con la colaboración de toda la ciudadanía, esa ciudadanía que sabe que su eslabón de oro es la libertad y tranquilidad.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar