Mercado de Capitales. Necesitamos promoverlos

Mercado de Capitales. Necesitamos promoverlos

Sacar la Comisión Nacional de Valores de la Superintendencia Financiera para que cumpla sus objetivos y reviva el mercado en la Bolsa de Valores de Colombia y con nuevos agentes en el mercado para reactivar la producción, el empleo y la economía del país en la pandemia y postpandemia. Varios amigos, economistas, abogados, tituladores de flujos futuros de diferentes empresas y fideicomisos, echan de menos a la Comisión Nacional de Valores y a un agente del estado que promueva la colocación de diferentes títulos en el mercado secundario nacional. Colombia tiene experiencia para evitar crisis como la de DMG en el 2007, la del mercado secundario de hipotecas que generó la crisis del 2008, la del 98 /99 y su recesión, la de 1981 /84, y otras. El país cuenta con los instrumentos legales y monetarios con el Banco de la República autónomo e independiente, para intervenir en la necesaria reactivación de la producción, la inversión, la construcción, la agricultura, el comercio interior y exterior. Las gentes repasan las teorías de Keynes, el plan Marshall, la Alianza para el Progreso, la intervención de la Unión Europea para apoyar las economías de España, Italia, el este europeo, con billones de euros y echan de menos que el sistema Interamericano y la OEA, carezcan de mecanismos solidarios como el de la Unión Europea. El mundo y Colombia tienen recursos para acometer la necesaria inversión que permita dar empleo formal y desarrollo a largo plazo de la nueva economía, de la educación digital y del desarrollo de la ciencia y la tecnología para garantizar la permanencia de la democracia y sus instituciones republicanas amenazadas por el populismo de países vecinos que sacaron a las calles de Chile y Colombia, a la población al final del año 2019 y ahora protestan contra el cierre de Bogotá, del transporte interdepartamental de Bogotá y Cundinamarca, así como del Aeropuerto Internacional de Bogotá, para dinamizar el turismo, la hostelería, los restaurantes, la industria, el comercio, el trabajo. En otros países las cortes constitucionales han limitado estas restricciones, formalmente administrativas pero materialmente legales y constitucionales que limitan los derechos humanos de los ciudadanos. Francia, Italia, el Salvador, se han movido en este sentido sin desconocer la necesidad de regular y crear una nueva ley para atender la prevención y atención de la pandemia. Colombia no es un estado federal, pero ciertos alcaldes y gobernadores se comportan como si fueran independientes y retan la subordinación al poder del jefe de estado y sus ministros de salud y transporte. El estado descuadernado que describía el bachiller Cleofas Pérez en sus diálogos con Carlos Lleras Restrepo en Nueva Frontera. Bienvenida la convocatoria para encuadernar el país vía Referendo Constitucional y Constituyente.

Diego J Tobón Echeverri

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar