Photo Uribe
Logo Small

Sábado 26 de Mayo del 2018

Armas a la mano

Publicado en:

El Universal - México  | 

Autor(a): Maite Azuela  |

Fecha: 18/01/2014

 

Tras varios días preguntándome acerca de la facilidad de adquirir armas de alto calibre en Michoacán y otras entidades de nuestro país, me puse en contacto con un par de personas que llevan más de 30 años viviendo en Morelia. Concentré mi curiosidad en dos preguntas que pensé les tomaría tiempo responderme: ¿has tenido frente a ti algún arma que sólo pueda ser posesión del Ejército? ¿La viste o tocaste recientemente?

Ilusamente imaginé que las primeras personas con las que me comunicaría no tendrían alguna experiencia directa sobre los procesos para conseguir ametralladoras, pero aspiraba a que al menos me dieran alguna referencia de alguien que sí tuviera una historia propia al respecto.

No fue sólo el hecho de que ellas mismas hubieran presenciado la posesión ilegal de armas en sus contextos sociales lo que me sorprendió, sino la cantidad de años que han pasado desde que tienen noción de que esto sucedía entre los michoacanos. Hace más de 15 años una de ellas asistió a la fiesta del hijo de un connotado notario en la capital del estado. Entre los brindis y la música, el anfitrión (que no rebasaba los 25 años) empezó a mostrarles a sus invitados su colección de armas. Las había obtenido gracias a un ex integrante del Ejército que se dedicaba a “importar” armamento para venderlo clandestinamente entre los civiles.

Se requería, solamente, tener un buen contacto y cubrir los altos montos para costear los juguetitos.

Parecería entonces que únicamente aquellos con recursos y fuertes relaciones públicas podían hacerse de un arma ilegal. Pero paralelamente existe una experiencia con la que ambos requisitos pueden exentarse. En 1993 una maestra procedente de algún poblado de Tierra Caliente narraba a sus alumnos universitarios episodios en los que presenciaba el aterrizaje de helicópteros a los que identificaba como norteamericanos, que distribuían gratuitamente armas entre los campesinos y profesores rurales.

Los acontecimientos de los últimos días en Michoacán son sin duda el producto de un conflicto social que lleva décadas gestándose. Gobiernos locales y federales de diferente color partidista permitieron que las armas cruzaran nuestras fronteras y se anidaran en diversas zonas del territorio nacional. Historias como éstas deben sobrar en otras entidades de la república. Y definitivamente frente a la indefensión de un hombre que sabe que su esposa puede ser secuestrada o su hija violada en completa impunidad, la adquisición de un arma que amedrente a los criminales parece un deber irrenunciable. La ilegalidad con la que los criminales confeccionaron su arsenal de armas traspasó las fronteras de los hogares y se hizo cotidiana no sólo la venta y compra sino el portarlas en plena vía pública o poseerlas en domicilio para usarlas en ciertas circunstancias. La calidad y potencia de estas herramientas no podía ser menor que la de los criminales. La lógica obliga a igualar fuerzas frente al agresor.

Hoy en día existen sólo dos tipos de licencias para la portación de armas en México, las oficiales y las particulares.

Las oficiales son con permiso de la Secretaría de la Defensa Nacional y las particulares bajo la autorización de los miembros de corporaciones policiacas. Sería interesante conocer el número de permisos que se otorgaron para la portación de armas durante los últimos cuatro sexenios. Aunque podemos adelantarnos con la hipótesis de que por alta que sea la cifra, no corresponderá nunca con la posesión real de quienes consiguieron adquirir una o varias.

Michoacán está hoy en la mira de autoridades, medios nacionales e internacionales, y las redes sociales distribuyen centenares de notas y opiniones por segundos sobre la situación en el estado. Reaccionar con oportunidad y certeza una vez que las armas están a la mano de cualquiera, no será una tarea sencilla. Lo que sin duda se debe de evitar paralelamente es el ingreso de más armas a territorio nacional y la distribución hormiga en otros estados de la república. Si no hay una política estratégica al respecto, no habrá de sorprendernos que el día de mañana el conflicto de Michoacán sea un facsímil en otros estados y municipios mexicanos.

Analista política

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed