Photo Uribe
Logo Small

Miércoles 18 de Septiembre del 2019

Colombia, envenenada por el mercurio

Publicado en:

El Tiempo  | 

Autor(a): Andrés Hurtado García  |

Fecha: 01/09/2015

 

Foto: actualidadambiental.pe

La mayor concentración de mercurio en el mundo se encuentra en la región minera de Segovia y pueblos vecinos, en Antioquia.

Estos son algunos inventos que en su momento cambiaron definitivamente los rumbos de la humanidad: la imprenta, la radio, la aviación, la energía atómica y nuclear, la televisión y hoy quizás el más espectacular de todos, los computadores y los teléfonos celulares, con todas sus aplicaciones. Nada parece detener el ingenio del ser humano, casi siempre para bien y no pocas veces para mal.

Ahora aparece una ciencia que marcará todavía más profundamente la vida de los humanos: la nanociencia y su brazo ejecutor, la nanotecnología. Esta ciencia se ocupa del estudio de los objetos cuyo tamaño es desde cientos a décimas de nanómetros. Un nanómetro es la mil millonésima parte de un metro. Y esta ciencia se ocupa de esos nanómetros, de esas ‘pequeñeces’. Las grandes potencias del mundo se han dado cuenta de la vital importancia de la nanotecnología y están invirtiendo billones de dólares y de euros en su implementación. La vida del ser humano cambiará definitivamente y ya comienza a cambiar con el alcance de esta ciencia que revolucionará todo el acontecer humano, desde la tecnología, la alimentación, la salud y la vida diaria en sus más nimios detalles.

La Red Colombiana de Nanociencia y Nanotecnología, preocupada por el futuro y la salud de los colombianos, “le metió la mano” al macabro (esa es la palabra) problema del mercurio en los ríos, la atmósfera y los seres humanos. Y ellos, que mejor que nadie detectan las ‘pequeñeces’, han alzado su grito poderoso y dolorido sobre este fenómeno que es tan funesto o peor que la deforestación, la guerrilla y el comercio de los estupefacientes.

Édgar González, José Luis Marrugo y Vladimir Martínez, de la Red antes citada, acaban de editar un libro titulado El problema de contaminación por mercurio, del cual tomo algunos datos completados con los que se dieron a conocer en el foro la Red, que organizó la Universidad Tecnológica de Bolívar, foro al que asistí. En el país los mineros ilegales son miles y están regados prácticamente por toda la geografía, pues tenemos oro “en todas partes”. Utilizan el mercurio para sacar el oro de las rocas. Se forma una amalgama y a esta se la debe calentar o ‘quemar’ para que el mercurio se evapore y quede libre el oro. Los primeros perjudicados son los ‘quemadores de la amalgama’, pues respiran el mercurio, que es un veneno letal.

De la atmósfera el mercurio cae a los ríos y fuentes de agua donde por la acción de unas bacterias (me sigo informando por el libro citado) se forma un compuesto llamado metilmercurio, que es todavía más peligroso. Todos los habitantes que consumen peces de esos ríos se contaminan; se han encontrado en los cabellos de las personas dosis de mercurio hasta 20 veces superiores a las permitidas. Las madres transmiten enfermedades a sus hijos y peligra también la concepción; para la etnias de la selva el problema es todavía más grave, pues contribuye a su extinción. La mayor concentración de mercurio en el mundo se encuentra en la región minera de Segovia y pueblos vecinos en Antioquia. Las organizaciones académicas y la industria deben ayudar al Gobierno a resolver el problema.

Lo más triste de todo este endiablado asunto es que la mayor parte del oro extraído en el mundo se emplea en joyería. O sea que la estúpida vanidad de los seres humanos está matando a millones de hombres, sobre todo en los países llamados ‘en vías de desarrollo’ como Colombia. Es deber imperativo del Estado colombiano el solucionar este problema.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.00001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed