Photo Uribe
Logo Small

Martes 18 de Diciembre del 2018

El debate de la desvergüenza

Publicado en:

La Patria  | 

Autor(a): Jorge E Pava  |

Fecha: 19/09/2014

 

Los colombianos asistimos el miércoles pasado al debate de la desvergüenza. En la Comisión Segunda del Senado, Iván Cepeda le tenía todo un montaje al hoy senador Álvaro Uribe Vélez mediante el cual se proponía desprestigiarlo y enlodar no solo su nombre sino el de un movimiento naciente como es el Centro Democrático. Pero las cosas se le voltearon y el debate terminó siendo una lección de historia narrada por sus propios protagonistas.

El nacimiento del paramilitarismo en Colombia; los vínculos del narcotráfico con la política; el financiamiento de las Farc mediante el secuestro, la extorsión y el terrorismo (que les permitió llegar hasta donde han llegado); la participación definitiva y permanente de los mayores criminales en cada paso que se da en Colombia; y muchas otras cosas se pudieron escuchar de boca de quienes las crearon, las cohonestaron, las buscaron o las propiciaron.

Horacio Serpa sabe -porque le consta e hizo parte de un gobierno cuya campaña fue financiada con dineros del narcotráfico- que el paramilitarismo es producto de esos mismos dineros y que existe un vínculo estrecho y devastador entre la política y la mafia; y así lo hizo entender. Antonio Navarro Wolf y Hebert Bustamante saben -porque les consta- que la insurgencia ha tenido vínculos con esa misma mafia y se ha aliado durante años con ella para crear caos, desestabilizar el país y dominar a través del miedo y los más atroces métodos; y así lo expresaron.

Por su parte, Iván cepeda sabe -porque sus vínculos ideológicos y tácticos con las Farc son innegables- que ellos lo que quieren es el poder, y que harán lo que tengan qué hacer para conseguirlo; y sus intervenciones mostraron alta complacencia con ese propósito, aún negando lo que para el resto del mundo es evidente. Porque ningún colombiano con mediana información puede desligar el nombre de Iván Cepeda del de los terroristas de las Farc. Y con los argumentos presentados (que más que argumentos fueron imprecisiones, divagaciones y acusaciones infundadas), acabó de ratificar cómo su pensamiento, sus ideas, sus planteamientos y sus intenciones apuntan a las esbozadas permanentemente por los criminales farianos en sus páginas de internet. ¡Vaya coincidencia y vaya desfachatez!

Y así, cada actor y cada protagonista de esta desvergüenza tuvo la oportunidad de expresarse y sentar sus posiciones que no fueron más que una retórica mediática.

Pero lo que sí queda claro es que la reconciliación de este país es un imposible mientras subsistan tantos intereses personales y tantos culpables posando de víctimas; que es un imposible mientras el Gobierno Nacional cede el espacio y los criminales de las Farc lo aprovechan masacrando a nuestros compatriotas; que es un imposible cuando en el Congreso Nacional se pretende acribillar a unos porque supuestamente tienen vínculos con el paramilitarismo mientras, a través de debates armados por quienes sí los tienen con los terroristas Farianos, se les da a estos últimos una tácita patente de corso.

En últimas, el debate fue un desahogo que debió haber servido para clarificar nuestros antecedentes, pero fue de poca utilidad porque sirvió más como hervidor de odios, pasiones, y rencillas personales y terminó en un mar de descalificaciones políticas.

Pero ese es el país que tenemos y el Congreso que elegimos. ¡Qué tristeza!

Y algo curioso y degradante: nada dijeron aquellos que califican de guerreristas a quienes dudamos de las intenciones del terrorismo en la farsa de La Habana, en relación con la última masacre de siete policías caídos en una emboscada de las Farc. Ni un repudio, ni un reclamo, ni un pésame. Es como si esa masacre hubiera sido solo un titular de prensa y no se tratara de colombianos que prestaban un servicio a la Patria; es como si, en aras de conseguir resultados y de complacer a las Farc, los crímenes y las atrocidades se arreglaran ocultándolas o desconociéndolas.

Pero se les dio gusto a los terroristas, representados esta vez por unos intérpretes de las Farc que cumplieron el mandado de tratar de degradar al expresidente Uribe ante el país, mientras muy seguramente sus dirigentes se regodeaban en Cuba asistiendo al espectáculo televisivo en muelles sillas acompañados de sus amantes y un buen vaso de ron. Aunque, a mi modo de ver, se quedaron con los crespos hechos porque Álvaro Uribe no se prestó como el instrumento que ellos querían, y sus ataques y acusaciones tuvieron más eco que el montaje insulso del que fue víctima. ¡Así es la vida!

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed