Photo Uribe
Logo Small

Sábado 23 de Junio del 2018

El despertar de Venezuela

Autor(a): Alberto López Núñez  | 

Fecha: 01/03/2014

Exclusivo para FCPPC
 

Venezuela cayó en la trampa del Foro de Sao Paulo en 1998 eligiendo Presidente a Hugo Chávez, permitiendo así que se lograra el objetivo de éste de tomar el poder por vía electoral para luego instaurar una dictadura neocomunista.

Chávez implantó una dictadura con disfraz democrático, y al darse cuenta de esto las fuerzas democráticas insurgieron contra la dictadura. Logrando que el alto mando militar le solicitase la renuncia y éste en efecto aceptó esa petición, el 11 de Abril del 2002.

Buenas intenciones de inexpertos en la política, los civiles permitiendo que el poder efectivo lo ejerciese un grupo de jóvenes empresarios sin ninguna cultura política y los militares, empeñándose en el castigo ejemplar de Chávez, no aceptando su retiro a Cuba, hizo posible el regreso al poder de Chávez, quien de inmediato, con una fachada de remordimiento y perdón, de inmediato purgó todas las instituciones, especialmente la militar y PDVSA.

A partir de la reinstauración chavista, se constituyó la Mesa de Unida Democrática, básicamente una alianza electoral de todos los partidos democráticos, quien se puso como finalidad la derrota de la dictadura por la vía electoral.

Ese es el pecado original de la oposición democrática venezolana, a ningún dictador se le derrota por la vía electoral, la única vía de derrotar un régimen totalitario es mediante la protesta popular que presione los factores de poder a derrocar la dictadura, tal como efectivamente  se hizo en Venezuela con Chávez.

Diez años de ceguera de la oposición queriendo derrotar la dictadura por elecciones, lo cual parece un chiste malo, lograron que el régimen neocomunista se implantase con toda la fuerza y dominase todos los terrenos de poder. Milagrosamente Chávez muere, con lo cual el liderazgo de la dictadura se resquebraja, Maduro, no tiene el fuste del difunto, por lo cual tuvo que entregarse a Cuba y militar es para mantener el poder.

Ni siquiera en esas condiciones rectificó la Mesa de Unidad Democrática, insistió en la vía electoral y aún ante la denuncia vehemente del fraude del 14 de Abril insistió en volver sumisamente a cohonestar el juego del gobierno castrocomunista.

Como siempre la crisis económica sirvió de chispazo para el enorme descontento popular, quien liderado por los estudiantes (que siempre han sido el factor fundamental de cambio político en Venezuela) hizo lo que siempre se ha debido hacer, y la Mesa de Unidad Democrática no hizo: reivindicar la protesta popular frente al régimen opresor.

Con el estudiantado en la calle, tres líderes de la oposición democrática ( Leopoldo López, María Corina Machado y Antonio Ledezma) se percataron de la oportunidad histórica que se le presentaba a la democracia, y apoyaron las protestas estudiantiles, expresando que “la salida” de la dictadura estaba en la calle.

Considero que Venezuela está en estos momentos en una situación de no retorno, las posiciones colaboracionistas de la Mesa de Unidad Democrática, liderada por Henrique Capriles y algunos dirigentes históricos de los partidos políticos, han sido derrotadas fehacientemente por los hechos.

Está claro que el poder dictatorial es inmensurable, y que el final del imperialismo cubano no será de un día para otro, pero la historia reciente desde  la  caída del imperialismo soviético, los países árabes, y recientemente Ucrania, nos demuestra que el poder de las masas protestando contra el poder agresor son inderrotables, y que tarde o temprano el autócrata entrega el poder.

Tienen razón quienes señalan que esta vía no asegura la derrota de la dictadura cubana instaurada en Venezuela en lo inmediato, pero lo único cierto es que por medio del colaboracionismo al régimen represor jamás se podría llegar a su derrota.

En conclusión, presenciamos el despertar de Venezuela, el cual mediante la protesta popular comienza el arduo y único camino de la derrota de la dictadura cubana en ese país.

Director-Editor pensamientocolo…

Otros artículos en Nuestros Columnistas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed