Martes 24 de Octubre del 2017

El Talón de Aquiles del uribismo

Quién lo creyera, pero el talón de Aquiles del Uribismo es su gran aceptación ciudadana, es decir, el alud de votos que produce en cada elección.

Es en pos de estos votos que se han infiltrado quienes nos han causado un daño enorme a nosotros y al país. Álvaro Uribe ha derrotado en franca lid a todos sus adversarios políticos, como por ejemplo Bernardo Guerra, Fabio Valencia u Horacio Serpa, pero ha sido derrotado por Armando Benedetti, Roy Barreras y Juan Manuel Santos, entre muchos otros, por la sencilla razón de que nunca los enfrentó; ellos se infiltraron atraídos por nuestro talón de Aquiles: los votos.

A pesar de que la amplia mayoría del uribismo coincide en algo tan básico como que no podemos cometer el mismo error dos veces, hay una minoría que piensa diferente y confunde sumar a una causa con promover liderazgos usurpadores desafectos al uribismo.

El caso del salto del ex senador Carlos García, a través de su hijo Pierre, al uribismo en el Tolima la semana pasada, es un ejemplo de ello. Recordemos que la primera voltereta de García se dio en 2002 cuando 15 días antes de la elección abandonó el barco de Serpa y adhirió a Uribe. Durante el gobierno, ante su gran popularidad y éxito, no tuvo más que pasar de agache como la mayoría de sus compañeros de la U. Durante el segundo periodo fue a parar a la cárcel (de una manera injusta para hacer honor a la verdad), y una vez en libertad dio rienda suelta a su inveterado antiuribismo, reprimido por tantos años de éxitos de la política de seguridad democrática en la cual nunca creyó. Y fue entonces cuando salió con la absurda idea de que Uribe había sido el culpable de su encarcelamiento, sentencia esta que le valió al presidente ser objeto de las más desobligantes e infames imprecaciones del soberbio ex senador.

Como era de esperarse, la animadversión por Uribe se la trasladó a su hijo Pierre, quien vino al Tolima sin acreditar ni un solo día de experiencia laboral, ni en lo público ni en lo privado, a hacer una campaña a la Cámara con una “propuesta social para el Tolima”. El proyecto a la postre fracasó, en vista de lo cual, y con ocasión de la última encuesta sobre popularidad de Santos, decidieron dar la segunda voltereta al uribismo. Al día siguiente, ya luciendo el disfraz de uribista, se paseó el ufano y pretencioso delfín por todos los medios invitándonos a todos los uribistas del Tolima a unirnos en torno a su candidatura a la Cámara por el Centro Democrático. 

Pero al parecer el disfraz les repugna de tal manera que no se lo han podido poner completo a juzgar por las declaraciones de García en Ecos del Combeima, según las cuales ellos entraban al Centro Democrático conservando la propuesta social, y que él no era “ni muy uribista ni muy santista”. Pero como si fuera poco, su jefe de debate, Jaime Beltrán, sentenció que “nosotros no hacemos la política arrodillados” al explicar que si bien es cierto tenían coincidencias con el Centro Democrático, no compartían muchos de sus postulados, y remató diciendo que el Túnel de La Línea, el Triángulo del Tolima y la doble calzada, se le debían a Carlos García, desconociendo así la participación de los otros congresistas de la época y sobre todo al verdadero artífice de estas obras que fue el presidente Uribe.

Ya quedamos notificados los uribistas del Tolima que los García pretenden utilizar nuestra plataforma ideológica para reconstruir la maquinaria política que perdieron a manos de Jaime Yepes, y tan pronto como lo logren, desatar su ira antiuribista de nuevo, pues ya es tradición que las bondades de Uribe se le cobran bien caro.

Nosotros, desde el Centro de Pensamiento Primero Colombia, y la corriente Uribista que lideramos, queremos contribuir en el propósito de dejarle al Tolima un liderazgo autentico que represente nuestras tesis. En el cumplimiento de esa responsabilidad nos emplearemos a fondo y sin descanso.   

Ibagué, Marzo 7 de 2013. Tomada de: http://www.elnu…

Otros artículos en

Sin categoría

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido