Photo Uribe
Logo Small

Jueves 18 de Julio del 2019

Monseñor Perdimos

Publicado en:

El Espectador  | 

Autor(a): Lorenzo Madrigal  |

Fecha: 06/12/2015

 

Foto: semana.com

Había una vez (cuento una historia para generaciones que no la conocieron) un país muy religioso, que se llamaba Colombia, cuyo arzobispo primado tenía el privilegio, que no se lo daba la ley sino la devoción, de hacer el guiño sobre el nombre de quien debería ocupar la Presidencia de la República.

Dividido el partido de gobierno y habiéndose acudido al primado, que era nuevo, joven, huilense y desprevenido y se llamaba Ismael Perdomo, éste vaciló o no quiso intervenir y se perdió la unidad, lo que llevó al oficialismo a la derrota electoral. Ni el general Vásquez Cobo ni el poeta Valencia triunfaron y la chispa bogotana dio para que los derrotados apellidaran al arzobispo Perdomo como: “Monseñor Perdimos”.

Es una anécdota que quizás no viene muy a cuento, pero me pongo a pensar en qué momento (¡Monseñor, perdimos!) o estamos a punto de perder, ya no la primacía de un partido de gobierno sino la República completa, con sus instituciones, como resultado de la guerra que por años adelantó la subversión. Guerra, que sigo sosteniendo no fue siempre la misma, como ahora se dice. Porque primero fue una lucha política, atizada por odios ancestrales; no era tanto de conflicto social cuanto electoral; provenía de las guerras civiles; el pueblo pensaba más en las banderas que en el pan comer.

Período de lucha armada que se llamó La Violencia y que terminó siendo utilizada, con todo y su alta dosis de bandolerismo, por el comunismo que entró a América por el Caribe, ni siquiera en forma espontánea, pues no creo que Fidel haya sido comunista desde un principio, ni mucho menos, entre nosotros, Guadalupe o Tirofijo.

Se sofisticó el asunto con los intelectuales y sacerdotes rebeldes: ellos sí ideologizaron y se llegó a lo de hoy, cuando se alegan, por acumulación y mirando hacia atrás, dizque 60 años de una misma guerra social. Es toda una teoría de la conspiración, con la que se quiere reescribir la historia en ilación continuada, así de fácil. Se teorizan episodios distintos, que bien pueden tener origen parecido en las desigualdades atávicas, pero en Colombia primero que por lucha de clases se llegó a las armas por desavenencias políticas.

Y lo más triste, se está ganando la guerra contra el Estado, guerra por cierto salpicada de delitos de lesa humanidad. Ahora se habla de partes en conflicto (unos miles contra un país de millones) y el presidente del gobierno histórico se deja cercar por los rebeldes y llevar paso por paso hasta la claudicación del Estado de derecho. Es la paz, dicen, porque sobre la mesa de negociación no se dispara un arma; se entrega la República al socialismo imperante en la región, pacífica, amablemente; se firma un acta de rendición en una mesa de La Habana, y perdónese la paronimia, en la mesa de los Santos, donde trepida la tierra.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.00001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed