Photo Uribe
Logo Small

Martes 20 de Agosto del 2019

Un maduro con alcurnia

Publicado en:

El Colombiano  | 

Autor(a): Cristina De Toro  |

Fecha: 22/01/2016

 

Foto: imgur.com

Ingenuo que el presidente Juan Manuel Santos crea que a punta de anuncios de progreso en el proceso de paz de La Habana, va a apaciguar la profunda indignación que despertó en los colombianos la abusiva venta de Isagén, y que va a lograr distraer nuestra atención de la grave situación económica a la que nos tiene abocados por culpa de su ineptitud y falta de decoro en el manejo de los recursos públicos.

Candidez pensar que después de tantas mentiras y de tantas promesas rotas, creemos en su discurso. Su palabra está más depreciada que nuestra moneda.

El dichoso anuncio no es más que otra cortina, no como las de los 602 millones de pesos que instaló en la Casa de Nariño, sino, de las de humo de pipa de paz habanera, que tantos desafueros han tapado a lo largo de estos cinco años.

No contiene, además, novedad alguna. Es otro de los tantos despropósitos pactados hasta ahora, para acabar de allanar el camino a la entronización de los narcoterroristas de las Farc como nueva casta política.

El papel que jugará la ONU en el proceso de verificación, será secundario. No hará más que elegir, dentro de los países miembros de la Celac (léase: amigotes socialistas de las Farc), a aquellos que se encargarán del “monitoreo y verificación” del cumplimiento de “cese al fuego y la dejación de las armas”. Nada pues, que aporte seriedad y confianza. Es como si los pusiera a ellos mismos de veedores. Nótese también, que no dice entrega de armas, solamente habla de “dejación”. ¿Las dejarán en sus casas, en caletas, o acaso en sus bolsillos?

Por fortuna el procurador Ordóñez alertó a la CPI (Corte Penal Internacional) y envió a la fiscal jefe Fatou Bensouda, un documento que será tenido en cuenta para determinar si lo acordado en La Habana con las Farc genera “una situación de impunidad frente a los crímenes cometidos”, y si cumple o no con las exigencias establecidas por el Estatuto de Roma.

Sin embargo, como dije al principio, la rabia que sentimos los colombianos no mengua.

El daño por el despojo de uno de los activos nacionales más preciados es irreparable, sin embargo, más alarmante todavía es la forma despótica y arrogante con la que el presidente Santos desoyó el clamor de los colombianos, entre ellos, el de un nutrido grupo de senadores y de autoridades competentes que, asistidos de razones de peso, suplicaron recapacitar en el negocio.

El señor Santos, enajenado por el poder, nos demostró con la sinuosa venta de Isagén, que él hace lo que le viene en gana y pasa por encima de quien tenga que pasar para conseguir sus propósitos.

Si así se comporta ahora ¿qué podrá esperarse cuando el Congreso Nacional lo asista con las facultades extraordinarias que solicitó?

Los colombianos tenemos que sacudirnos de una buena vez, no podemos seguir apoltronados viendo cómo el señor Santos y el cartel de las palomas de la paz, destrozan nuestra democracia y ferian el país.

Se llegó la hora de recordarle a nuestro Maduro con alcurnia, que el supremo poder lo tiene el pueblo, y que esa chequera de la que tanto se ufana y que malgasta, no es suya sino de los colombianos.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.00001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed