Photo Uribe
Logo Small

Jueves 19 de Septiembre del 2019

Un zorro posando de erizo

Publicado en:

El Espectador  | 

Autor(a): Daniel Pacheco  |

Fecha: 03/03/2015

 

Foto: animalbox.ru

John Carlin, en una enrevista en El País de España, llena de elogios al presidente Santos al invitarlo a clasificarse en una de las dos categorías de “grandes pensadores” sobre las que escribe Isaiah Berlin en su ensayo El erizo y el zorro.

Berlin toma el fragmento del poeta de la Grecia antigua Archiloco (“El zorro conoce muchas cosas, pero el erizo conoce solo una gran cosa”) para hablar del “abismo” que existe entre dos tipos de mentes.

Las de los zorros, dice Berlin, “relacionan todo a una sola visión central… un principio organizacional único, universal, sobre el cual lo que son y lo que dicen tiene significado”. Y las de los erizos o puercoespines, “aquellos que persiguen muchos fines, usualmente no relacionados e incluso contradictorios, conectados, si algo, por alguna causa psicológica o fisiológica, sin un principio moral o estético”. Platón, Dante, Nietzsche y Hegel son erizos, Shakespeare, Herodoto, Aristóteles y Joyce son zorros.

Berlin no pretende establecer una dicotomía fija, sino unos tipos a partir de los cuales explorar significados y provocar reflexiones. Aquí el intento de seguirle la corriente:

Santos, como buen zorro, huye de quedar en una sola clasificación en la entrevista: “Pero yo a eso respondería: no seamos excluyentes. Uno muchas veces necesita ser zorro para lograr la gran idea y yo me considero en ese grupo de, sí, zorro, táctico, que se adapta para lograr los objetivos. En este caso, la paz”.

Este salto abismal del presidente —el zorro de toda la vida que se quiere volver ahora el erizo de la paz— traiciona a su fisiología, como la llama Berlin. Tal vez por eso se lo ve tan incómodo, tan poco efectivo y tan falso en la postura del Mandela criollo que empezó a existir en septiembre de 2012 cuando los diálogos fueron anunciados.

No es necesario mucho músculo mental para imaginarse una Presidencia orientada a otra agenda totalmente distinta (la equidad, las locomotoras, la lucha contra la pobreza) si las condiciones para una negociación de paz no se hubieran madurado durante su mandato. El hombre que ahora se presenta como un erizo, obsesionado por la paz y solo con la paz, estaba no hace mucho obsesionado con la guerra como ministro de Defensa.

Por eso es tan peligroso ver al presidente enrollado en una bola, como adalid del proceso de paz cueste lo que cueste, mirando hacia fuera con la idea de que está protegido por sus espinas, cuando lo único que lo resguarda es el lustroso peluche del zorro que es. Sobre todo cuando entre los que miran hay tantos lobos.

Que alguien le diga, por favor, que la transmutación de esencias es un proceso esotérico más propio de la alquimia que de la política. En esta etapa, la más difícil, de su última y más grande obsesión, el país necesita al zorro que llegó al poder luego de ser ministro de tres despachos, miembro de dos partidos, liberal-conservador y derecho-izquierdista.

El proceso de paz necesita al político que de ser necesario está listo a pararse de la mesa y embarcarse en la nueva aventura política que seduzca su nariz.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.00001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed