Photo Uribe
Logo Small

Miércoles 13 de Diciembre del 2017

El debate de la televisión pública

Publicado en:

Vanguardia  | 

Autor(a): José Manuel Acevedo  |

Fecha: 28/07/2014

 

¿Para qué sirven los canales regionales? ¿Son medios de difusión de la obra de gobierno del mandatario de turno, espacios propagandísticos de los intereses políticos dominantes o conductos transmisores de producciones de interés social para una determinada comunidad cuyos contenidos normalmente no encajarían en los canales comerciales?

La respuesta debería estar centrada en este último aspecto pero con frecuencia en Colombia los canales públicos locales están sirviéndole a los intereses de un sector político que gobierna, con líneas editoriales alejadas de la promoción de los asuntos de una región que nos competen a todos y enfocada en ‘lambonearle’ al gobernador o alcalde del momento exaltando su obra, buena o mala, y desconociendo puntos de vista contrarios.

La crisis de estos canales queda expuesta con lo ocurrido en los últimos días en el canal capital de Bogotá pero es sintomática de lo que está ocurriendo en todo el país. Allí, dos reconocidos periodistas, Mauricio Arroyave y Manuel Salazar, le renunciaron a Hollman Morris, gerente y director de Canal Capital por sus constantes intromisiones en los contenidos e invitados del programa matutino. Su dimisión se convierte en ejemplo para los periodistas más jóvenes que ellos, por digna y coherente con el sagrado principio de la independencia, pero en el fondo deja ver las vulnerabilidades de los sistemas de contratación y el manejo editorial de estos espacios.

¿A quienes contratan en TRO o Teleantioquia o Canal Capital? ¿La condición es que sean periodistas de la región o mandaderos de los gobernantes de ocasión? ¿Cuánto valen esos contratos? ¿Cuánto en términos económicos pero sobre todo cuánto en términos de la cara lealtad que esos comunicadores le deben a sus jefes máximos, alcaldes y gobernadores?

Dirán algunos de ustedes que lo mismo pasa en ciertos canales privados. La diferencia es que ellos no se subvencionan con recursos de todos los colombianos sino con capital de unos pocos que finalmente pueden establecer linderos distintos a los que corresponden a la función pública, aunque también tendrían que ser socialmente responsables y comprometidos con la veracidad. En resumen, no es sólo el Canal Capital. Los episodios sucedidos allí deberían llevarnos a reflexionar sobre lo que está pasando en todos los canales públicos del país.

Otros artículos en

Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido