Photo Uribe
Logo Small

Miércoles 21 de Febrero del 2018

Farco Haram

Publicado en:

El Nuevo Siglo  | 

Autor(a): Vicente Torrijos  |

Fecha: 27/05/2014

 

Está  claro que los cabecillas de las Farc no son musulmanes, no quieren instaurar la Sharia en el Caguán, no son salafistas, no apoyan las revueltas en Mali, no lanzan ataques en Camerún, no cooperan activamente con Al Qaeda en el Magreb, no tienen compromisos con Al Shabab en Somalia, ni hablan Kanuri, Hausa y Faluni, que son algunas de las lenguas que domina el Timochenko nigeriano, Abubakar Shekau, comandante de Boko Haram.

Pero trazando analogías, haciendo comparaciones viables y asimilando lecciones aprendidas, salen a flote muchas de las conductas que permiten establecer por qué los colombianos rechazan tan enfáticamente los negocios de La Habana, qué va a pasar en la segunda vuelta, y por qué la comunidad internacional observa con absoluta reserva lo que pasa en Cuba, a tal punto que sigue persiguiendo a la banda terrorista aunque ella firme acuerdos sobre esta vida y la otra con sus contertulios del Gobierno.

De hecho, Boko Haram y las Farc se solazan reclutando niños, llegan al paroxismo cada vez que tienen una cámara de televisión al frente, remplazan al Estado en la administración de justicia, imponen sus propios códigos de conducta en santuarios o zonas reservadas, se imaginan restableciendo el imperio Bornu con su esplendor de 5 siglos, o controlando la tierra prometida, es decir, la República Independiente de Caquetania, y entran en alianzas estratégicas con sus pares, ya sea el Eln, Anzaru, el Mujwa, o Ansar Dine. De hecho, organizaciones como éstas, guiadas por liderazgos vitalicios, fundadas en el terror, y económicamente prósperas, suelen inducir negociaciones en las que sus intereses resulten favorecidos a cambio de la ilusión de reducir la violencia y compartir poder, pero tarde o temprano su verdadera identidad aflora, como sucedió con los diálogos del año pasado en Costa de Marfil, cuando la banda islamista llegó a la conclusión de que era relativamente poco lo que estaba consiguiendo sentada en una mesa.

En definitiva, se trata de grupos terroristas que se pasean por el vecindario como Pedro por su casa, ya sea en Níger, Benin, Nicaragua o Venezuela, hasta que, finalmente, las democracias se deciden a superar el trauma tal como acaban de hacerlo los países africanos apoyados por Washington, Londres y París: drones, apoyo satelital, patrullas coordinadas, información de inteligencia compartida, vigilancia conjunta en las fronteras, fuerzas de tarea combinadas y cero negociación, cero farsa, cero engaño.

Otros artículos en

Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido