Lunes 23 de Octubre del 2017

La falacia del “irrespeto a la justicia”

Por Eduardo Mackenzie
3 de febrero de 2012

Yesid Reyes Alvarado dice:   “Quien se precie de defender la democracia, debe respetarla tanto como a los funcionarios que la encarnan, no solo actuando en forma tal que no se ponga en peligro su integridad física, sino acatando sus pronunciamientos”. (El Espectador, 2 de febrero de 2012).

Eso es lo que se llama un sofisma. Un razonamiento para inducir en error. La verdad es lo inverso.

La sociedad debe respeto al funcionario que actúa en Derecho. Si él se burla del Derecho, debe soportar la crítica de los ciudadanos. Y debe soportar la sanción de la ley. Nadie está obligado a respetar a un funcionario por el hecho de ser funcionario. Para que un funcionario sea respetado él debe ser respetable.

El verdadero defensor de la democracia pide sanción para el funcionario corrupto, sobre todo para el funcionario venal que utiliza su posición para minar la democracia y el Derecho. Pedir el acatamiento ciego de la decisión de un funcionario venal, o el acatamiento de una decisión ilegal, constituye un acto de complicidad con el corrompido, equivale a exigir la inmunidad para el criminal.

Sólo en una sociedad totalitaria el funcionario es intocable y sus decisiones son invulnerables. En la sociedad democrática el funcionario debe respetar la ley y rendir cuenta de sus actos. En la sociedad democrática el “pronunciamiento” de un funcionario puede ser acatado, criticado, contestado y hasta anulado y castigado. Nada obliga a los ciudadanos a acatar como esclavos las ocurrencias, lícitas o no, de un funcionario. Lo que cuenta es el Derecho y el respeto del Derecho. Yesid Reyes Alvarado debería averiguar qué es una sociedad democrática, antes de hacer exhortaciones absurdas en la prensa.

Otros artículos en

Otras Noticias

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido