Photo Uribe
Logo Small

Miércoles 20 de Junio del 2018

Las tragedias de la frontera

Publicado en:

El Tiempo  | 

Autor(a): Juan Lozano  |

Fecha: 24/08/2015

 

Foto: yimg.com

La dramática situación generada por Maduro en la frontera requiere atención integral, eficiente e inmediata del Gobierno.

Mientras a las cancillerías de Colombia y Venezuela les pareció adecuado reunirse cada ocho días para dialogar sin apremios sobre la crisis fronteriza, nuestros compatriotas y los hermanos venezolanos en Cúcuta y en el Táchira vivieron momentos amargos de angustia y dolor en el fin de semana que acaba de concluir.

Más allá de una tardía declaración dominical de media tarde de la Cancillería, los clamores de esos seres indefensos se estrellaron contra barricadas infranqueables sin importar el hambre de los niños, el quebrantamiento de los hogares, la ruina económica, la enfermedad de los ancianos ni, mucho menos, la dignidad de los seres humanos.

Parece que Maduro creyera que le asiste una especie de blindaje ante el gobierno Santos por su condición de jefe de Estado anfitrión de cabecillas del terrorismo que han encontrado cómoda residencia en territorio venezolano desde antes de iniciar cualquier proceso de paz.

Los antecedentes son inquietantes. En el pasado han bastado dos resoplidos de Maduro a Juan Manuel Santos para que el Gobierno sofoque sumiso cualquier reclamo razonable y justificado que hubiera pretendido formular ante los excesos del atrabiliario gobernante.

Por eso es doloroso el contraste entre el gentil tratamiento que reciben los jefes de la guerrilla con la brutal crueldad con la que tratan a los colombianos humildes, cuyo único pecado, en la mayoría de los casos, ha sido soñar con un futuro mejor para sus hijos sin matar a nadie, sin ofender a nadie, sin dañar a nadie.

Bien llama la atención de la cancillería el periodista Gustavo Gómez, recordándole testimonios públicos sobre uniformados que marcan en Venezuela las casas de los colombianos, en tiempos de decretos de emergencia que recortan aún más las garantías ciudadanas permitiendo allanar sin previa orden judicial residencias y oficinas privadas.

Aunque la propia María Corina Machado ha reclamado que se publiquen los textos de los decretos de emergencia, lo que hasta el momento ha sucedido es que de facto pareciera reinar un clima de sustitución de libertades por represión político-militar que deja a nuestros compatriotas expuestos en su integridad, en su intimidad y en su sagrado entorno familiar a los abusos y desafueros de un régimen empeñado en encontrar distractores sobre su fracaso a la hora de la contienda electoral.

Como en las épocas siniestras de los nazis, que marcaban las residencias de los judíos, así marcan las de los colombianos ante el silencio de nuestro Gobierno, de nuestros gobernantes. Nadie quiere que se estimule un nuevo conflicto con Venezuela. Pero tampoco nadie debería tolerar la pasada de agache ante los peligros inminentes y las infames agresiones verbales o físicas contra Colombia y los colombianos, que van desde ciudadanos humildes hasta reconocidos expresidentes.

Injusto sería con la señora Canciller reprochar solo en ella las ausencias o atribuirle a ella todas las culpas. Hay unas medidas urgentes que el Gobierno ha debido adoptar desde el viernes pasado. Por más ilustre ministro del Interior cucuteño que tienen en el gabinete, los planes de mitigación del impacto de la crisis en la zona de frontera han sido absolutamente insuficientes y desganados.

El domingo se ha debido iniciar con una claridad sobre las líneas de apoyo a comerciantes e industriales de Cúcuta, con estrategias precisas en materia de empleo, abastecimiento alimentario y salud, con una definición seria de los ministerios de Minas y Hacienda sobre la crisis de la gasolina, con una propuesta de ajuste a la errática política de fronteras y con un plan humanitario para quienes lo requieran. Pero no… estos asuntos, al parecer, no hacían parte de la agenda prioritaria del fin de semana.

Ojo con Maduro acorralado. Ojo.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed