Capturado en Venezuela Director de ANNCOL.

Capturado en Venezuela Director de ANNCOL.

El Colombiano Joaquín Pérez Becerra, de nacionalidad colombiano, tiene la  cedula de ciudadanía numero 16.610.245, es un antiguo e importante militante de la organización narcoterrorista FARC, su alias es “Alberto Martínez”  y  ostenta la calidad de director del medio de comunicación de las FARC: ANNCOL, colaborador de la revista Resistencia Internacional, cabecilla de la Comisión  Internacional de las FARC en Europa, también fue el delegado en el “Comité Temático” en Europa en el año 2000.

Joaquín Pérez Becerra tiene orden de captura en Colombia por concierto para delinquir, financiamiento del terrorismo y administración de recursos relacionados con actividades terroristas, orden de captura con difusión roja por INTERPOL.

Este importante terrorista con asilo político en Suecia,  llevaba allí, 14 años haciendo diplomacia paralela a favor de las FARC, reclutando adeptos y recaudando recursos para la organización narcoterrorista que representa.

Este Farcoembajador  viajo  a las  6:30 Am (hora de Europa) de Estocolmo a Frankfurt, en un vuelo de la aerolínea Lufthansa, allí en el aeropuerto realizo una escala de tres horas, donde abordo  otro vuelo a las 11:30 AM (hora de Europa) con destino al aeropuerto de Maiquetía en Caracas Venezuela, donde fue capturado a su arribo por autoridades venezolanas.

¿Cuál era el motivo del viaje?

Para la semana entrante tenían preparado en Caracas Venezuela un conclave guerrillero con la presencia de Piedad Córdoba alias “Teodora de Bolívar” o “la Gaitana” quien llegaría desde Colombia, Iván Márquez, Timochenco y Jesús Santrich con altos funcionarios del Gobierno de Chávez para organizar la entrega de secuestrados en el mes de junio con miras a presionar una propuesta de “paz” con el Gobierno de Santos, encaminada al logro del anhelado  estatus de beligerancia.  Alias “Alberto Martínez” venia además a recibir directrices de su comandante Iván Márquez  acerca del trabajo político en Europa.

Génesis de la captura.

Después de un exhaustivo trabajo de seguimiento realizado por la Inteligencia del Glorioso Ejercito de Colombia en coordinación con la Fiscal 19 Especializada de la Unidad contra el Terrorismo de Colombia, se logro ubicar con detalle los movimientos de Joaquín Pérez Becerra, alias “Alberto Martínez”, y concretamente el día,  itinerarios de vuelo y aerolínea en que se desplazaría  el cabecilla de las FARC de Estocolmo a Venezuela.  A pie juntillas el Presidente Santos frente a la negación  de Chávez de no permitir la presencia de  terroristas en Venezuela, llamo al nuevo mejor amigo con los datos concretos de llegada del delincuente, quien  procedió a ordenar la captura.  Obviamente la llamada se hizo cuando el avión con el bandido a bordo venia cruzando el Atlántico y no era posible devolverse.

Encrucijada del Alma.

Frente a la evidencia en manos del Gobierno Colombiano que prueban la llegada a Maiquetía de  Joaquín Pérez Becerra, alias “Alberto Martínez”,  sumada a la negación de Chávez  de no permitir la presencia de terroristas de las FARC en Venezuela,  aunado a la petición expresa del presidente Santos para que le entregara al viajero Fariano, con datos concretos y detallados de su llegada, no tenia otra salida diferente el Coronel Hugo Chávez Frías que ordenar su captura, toda vez que otra decisión confirmaría a la comunidad internacional su connivencia  con  la organización narcoterrorista FARC, deterioraría las sensibles relaciones diplomáticas con Colombia y haría inviable la extradición del narcotraficante Walid Makled  a Venezuela, quien no pocos  pecados conoce de su corrupto  Narco gobierno.

La encrucijada del alma surge, cuando Chávez entiende que tiene que entregar no a otro de los pelagatos que ha venido entregando como acto de “buena voluntad”, sino a un hijo mayor de la revolución, a un cabecilla de peso pesado, de la línea del Secretariado de las FARC, entrega que muy seguramente no será de buen recibo para sus narcoterroristas aliados de Antígona.

Luego entonces la mejor forma para salir de esa encrucijada del alma, será presentar ante los medios de comunicación el pasaporte de Joaquín Pérez Becerra, alias “Alberto Martínez” acompañado de cualquier chivo expiatorio, posibilidad que advertimos presentando la fotografía del criminal de marras para evitar “cambiazos” .

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar