Violencia antisindical: mitos y realidad

Violencia antisindical: mitos y realidad

Acaba de publicar en El Tiempo el ex ministro Andrés Felipe Arias un artículo comentando el estudio de Daniel Mejía y Maria José Uribe de la U. de los Andes, que rebate con seriedad los mitos que se han construido sobre una supuesta cruzada de violencia antisindical en Colombia, partiendo de las cifras de las mismas centrales obreras y la Escuela Nacional Sindical (ENS), su brazo estadístico.

Estoy adelantando una investigación cuidadosa sobre las estadísticas de homicidios de sindicalistas, llegando a la conclusión preliminar de que hay un abultamiento y distorsión aterradores de las cifras. De suerte que las tesis de los profesores Mejía y Uribe son aún más valederas. Veamos.

Primero. En el año 2000 el gobierno conformó una Comisión Interinstitucional, de la cual hizo parte la CUT, para examinar las cifras de homicidios de sindicalistas entre  1991 y 2000, ante preocupación de la OIT por la disparidad de los datos oficiales y de los sindicatos. Su dictamen: 842 homicidios. La ENS sigue reportando 1452 y las confederaciones 1.516, un exceso de más de 600 casos.

Segundo. Si se revisan los datos de 2001 a 2010 (hasta octubre), la ENS reporta 886 y el gobierno 804, con un exceso de 82 debido en su mayoría a la inclusión de afiliados a organizaciones no sindicales.

Tercero. Consulté informes de la OIT desde 1991 hasta hoy, dentro del denominado Caso 1787 relativo a violencia contra sindicalistas, que contemplan quejas de los sindicatos y  respuestas del gobierno. Logré documentar 845 casos, encontrando que 109 no eran sindicalistas y de 91 hay duda; 31 no eran homicidios y de 25 hay duda. En síntesis: de alrededor del 30% hay evidencia o fundadas dudas de que no eran sindicalistas o no eran homicidios.

Cuarto. Efectué un rastreo inicial a más de 200 sentencias judiciales sobre homicidios de sindicalistas proferidas desde 2007. De 220 casos individuales con fallos solo en 18 (8,6%) los móviles se relacionan con la actividad sindical, y en 8 (3,6%) hay una mezcla de actividad sindical y relación con grupos armados ilegales. La misma ENS publica en la Revista Cultura y Trabajo No. 81 de este año, un estudio de Guillermo Correa Montoya reconociendo que entre 1991 y 2006 solo 49 homicidios tuvieron relación con la actividad sindical. Es por tanto una falacia hablar de una campaña de exterminio contra el sindicalismo como tal.

Quinto. El número de homicidios de sindicalistas que ha investigado y/o fallado el sistema judicial es menos de la mitad de la cifra que pregonan las centrales y la ENS. La Subunidad creada en la Fiscalía para estos casos desde 2007, a instancias de la OIT, recibió los voluminosos listados de los sindicatos con cerca de 2.700 víctimas. En enero de 2010 la Subunidad indicó que solo ha acogido para investigar 886. Los jueces especializados y de circuito tienen a su cargo una cifra que al parecer no llega a los 200. Si bien hay fallas en el sistema judicial, por años los jueces se han quejado de que las denuncias sindicales son inexactas e incompletas en numerosos casos, no permitiendo abrir procesos o adelantarlos.

Sexto. La información de los sindicatos es caótica, tanto la llevada a la OIT, como la que reposa en las bases de datos publicadas. Plagada de vacíos, repeticiones, inexactitudes de todo orden. Sistemáticamente se han negado a depurarlas manteniendo tamaño fraude, con la inclusión espuria de centenares de víctimas. Basta revisar el listado publicado en la página Web de la CUT bajo el mote de “Asesinatos”. Figura allí un listado de 2701 sindicalistas asesinados entre 1986 y 2009: 220 sin información de lugar del homicidio, 26 sin  sindicato de afiliación, y para colmo, 72 sin nombre de la víctima.

Es necesario, de una vez por todas, derrumbar los mitos infames que se han edificado sobre este tema en Colombia y el exterior, para que brille la verdad.

Libardo Botero
Blog Debate Nacional, Medellín
Noviembre 25 de 2010 
* Economista e investigador. Director Académico Centro de Pensamiento Primero Colombia (CPPC).
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar