EL TUSO, ‘COLABORADOR DE LA JUSTICIA’

EL TUSO, ‘COLABORADOR DE LA JUSTICIA’

Carta al Tuso # 1: 

¡Tuso, obtuso, y no nada difuso! / 

¿Quién, ¡indolente!, te ordenó sacar a bailar en un baile que nunca hubo, a este ingenuo que no sabe de vos? / 

No te conocí ni pensé en conocerte; no me hablaste ni quise ni necesité que me hablaras. / 

Declara ante la justicia -¿quién, ¡oh Dios!, es la justicia?- lo que sepas; / 

que mucho ha de ser. / 

No des vuelo a tu imaginación ni dejes que otros, taimados, utilicen tu verbo para destruir vidas y honras./ 

No repitas falacias, para júbilo de consuetas bigórnicos. / 

¿Será, acaso, que pedir eso es ser iluso? / 

¡Dios te perdone y guarde, don Tuso! / 

Este humilde soldado del combate leal, que algo sabe de acercarse a Él, intercede siempre por vos en sus oraciones.

 
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar