El acuerdo comercial con la Unión Europea

El acuerdo comercial con la Unión Europea

La aprobación del acuerdo comercial con la Unión Europea es una muy buena noticia para el país.

 

El tratado tiene un gran significado político, económico y comercial, además de que abre posibilidades para inversiones.

 

Hubo que superar diversos obstáculos a lo largo del proceso. El primero de ellos fue lograr que Europa modificara el esquema original de la negociación, concebida de región a región, para hacer posible que Colombia y Perú pudieran seguir negociando, en vista de la posición negativa que adoptaron Bolivia y Ecuador.

 

Gracias a la intervención directa del entonces presidente Uribe y la actitud positiva del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, pudo hacerse.

 

Otra dificultad fue solucionar el asunto del banano en la Organización Mundial del Comercio, disputa que llevaba más de 20 años.

 

Cundió el pesimismo cuando fue planteada como condición por los europeos, pero el acuerdo que se hizo en Ginebra al respecto permitió profundizar las ventajas arancelarias para la fruta en el acuerdo bilateral.

 

No se puede omitir el impase alrededor de los productos lácteos. En el 2010 impide el anuncio de la terminación de las negociaciones.

 

Finalmente, se suscribió un documento anexo que comprometió apoyos adicionales de la UE al sector y, en Colombia, se aprobó un Conpes con el mismo propósito.

 

El acuerdo consolida las ventajas que la UE le otorgaba, unilateralmente, a nuestro país, y contiene herramientas para incrementar el comercio y la inversión.

 

De lo que se trata hoy es de aprovecharlo al máximo. Para lograrlo, es indispensable superar la barrera de su desconocimiento.

 

Y, además, dar el siguiente paso en nuestra relación con Europa, elevándola al nivel de asociación estratégica.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar