INEPTITUD ADMINISTRATIVA PROVOCA REVOCATORIA

INEPTITUD ADMINISTRATIVA PROVOCA REVOCATORIA

La meditación en esta semana de pascua, debe servirnos para finiquitar la ambivalencia del actuar florenciano en política, a veces impedido a tomar partido por aquello que nos hace mas humanos, al tiempo que gritamos aquí y allá acerca de la necesidad de dualidad representada por un claroscuro de posibilidades, es a la que le debemos, a veces caer presos en el materialismo ciego, dejándonos llevar de la clase dirigente como corderitos al degüello, cuando en el fondo de nuestras conciencias sabemos que mucho de lo que nos han mostrado con afán y bla, bla, bla, no lo queremos, pero lo aceptamos, y ahí es donde hemos caído, porque hemos mirado con la mayor indiferencia a los mejores candidatos.

Todo proceso cobra relevancia en la medida que la historia va ocupando sus espacios, y es entonces cuando podemos sacar en limpio el Debe y el Haber en lo político, viendo y viviendo lo suficiente como para que algunos inermes en la administración de Florencia, solo miren sus ombligos donde reposan sus ambiciones personales, no logran entender el momento político que vivimos, ya que una de las principales características del gobierno municipal: Susana Portela y su séquito, es su proverbial ineptitud, estando siempre ocupados jugando a la astucia; y no se trata de buscarle cinco patas al gato o de llevar la contraria por el puro placer de la provocación, es la clara evidencia por la incompetencia de quienes han gobernado en estos últimos 15 meses, poniendo en práctica las orientaciones de Luis Antonio Serrano, guiado igualmente por el presidente Santos, gobierno ridículo que se deja manipular por los narcoterroristas de las farc, al arrodillárseles, pendientes de mirar hacia abajo buscando una pierna para hacerle zancadilla, con el único fin de lanzar al piso a quienes no comulgamos con su proceder, subestimando necia y obsesivamente, aun a personas de sus propias filas, por tener el valor de hacerles ver con objetividad, que la revocatoria a la alcaldesa Susana Portela, no tiene reversa y por eso, ahora quieren lanzarlos a los leones.

La gente intuye y observa, que actos como esos son los que rechaza el pueblo florenciano, y por eso la revocatoria cobra mucha más fuerza, al devolvernos la fe en la verdadera unidad de todas las corrientes políticas existentes en Florencia. Esa unidad, con valentía, consolidará la victoria, pues créanlo, el pueblo florenciano ve más de lo que cualquiera imagina. Ve que mientras algunos trabajamos incondicionalmente por Florencia y la democracia con amor de patria, otros que no lo hacen, morirán de envidia tratando de empañar el esfuerzo de las mayorías que deseamos ver a Florencia convertida en una ciudad de progreso, recordando además que no vale sólo haber expresado con nuestra firma la aceptación a la revocatoria. Es necesario en el momento en que seamos convocados por la registraduría, decir Si a la revocatoria, saliendo a votar copiosamente.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar