Comunicado sobre el sistema de salud

Comunicado sobre el sistema de salud

El Centro de Pensamiento Primero Colombia reafirma ante la opinión pública que una de sus principales materias de estudio y análisis en su ideario político es la materialización del Derecho Fundamental a la Salud que debemos tener todos los Colombianos.

 Si bien son bienvenidas todas las iniciativas legislativas de carácter estatutário u ordinaria que abran nuevos espacios de reflexión, discusión y análisis en esta materia, es preciso no hacer tierra arrasada con los avances y logros que representa para los Colombianos la gestión de riesgos y el tener Un Seguro público de Salud que defendemos y  apoyamos en contraposición a algunos sectores que pretenden volver al proscrito Sistema Nacional de Salud fundado en subsidiar una oferta pública de prestadores en condiciones bastante ineficientes y precarias y con unas coberturas y accesos reales que dejaban mucho que desear.

Avances significativos en la Progresividad de los Derechos Sociales  y particularmente en el de la salud producto del aseguramiento tales  como :  Coberturas por encima del 95% de los Colombianos,  protección financiera de las familias y disminución del gasto de bolsillo ante un evento de salud, focalización y aseguramiento universal de población pobre vía Sisben, homologación por lo alto e igualdad entre regímenes contributivo y subsidiado en términos de prestaciones, procedimientos, medicamento, dispositivos contenidos en el  POS  (plan obligatório de Salud ) entre otros, no solamente deben preservarse sino  mejorarse.

Celebramos que se puedan registrar avances normativos en una verdadera política de privilegiar la salud por encima de la enfermedad y su estrategia principal de la atención primaria , de  contar con una política farmaceútica  Nacional y de control de precios que frene los abusos en medicamentos, de  fortalecer y rediseñar la inspección, vigilancia y control y el marco normativo para el Talento Humano en Salud, de Evaluar el sistema y de formular  cada diez años un Plan Decenal de Salud Pública, así como  de fortalecer los Hospitales Públicos y ordenar la conformación de  Redes de Prestación de Servicios de Salud.

 Lo que no podemos es dejar de advertir algunos peligros y dificultades que a futuro se podrían presentar  comprometiendo seriamente  al  Gobierno Nacional y  al Congreso de la República de los resultados que pueda ocasionar, en caso de que   aceleradamente sean aprobada ( en su lógica política y  en un  ambiente pre-electoral que indudablemente no es el mejor para debatir serena y objetivamente esta ley estatutária).  De no ser consecuente y acertada  en algunos artículos esta Ley Estatutária,, puede generar hechos cumplidos ,retrocesos e  inflexibilidades inamovibles hacia el futuro para garantizar el derecho a la salud y a su mecanismo de protección Constitucional la Acción de Tutela para ampararlo en el  caso de que sea amenazado o vulnerado. Histórias recientes como  la falllida Reforma a la Justicia no merecen  ser repetidas

Advertimos de las series dificultades que se podrían presentar el instrumentar una ENTIDAD o FONDO UNICO NACIONAL de recaudo, afiliación y pago de naturaleza pública con un sinnúmero de transacciones y obligaciones, de registros  y manejo de los recursos del Sistema,   con los altos riesgos tecnológicos y de auditaje que ello implica, con probables y graves falencias  en la contratación, en  sistemas de información, en la comprobación y verificación de derechos, en los datos y cifras que dan fé del estado de salud de los afiliados y de su seguimiento , del registro de la afiliación y por demás  responsable del pago total de los servicios y de  licencias de maternidad o paternidad, incapacidades por enfermedad general y demás prestaciones económicas, por no hablar de todas las demás funciones a su cargo y de los problemas de migración y transición que ello conlleva. Adicionalmente como está diseñado este fondo Único tiene implícito una clara intención de seguir concentrando funciones, poder y recursos en el Gobierno Nacional, con una precária gobernanza y representacion ciudadana sin  que permita un verdadero Control Social del mismo.

La Experiencia del extinto Instituto de Seguros Sociales bajo esta premisa fué nefasta y apenas contaba en su momento con 3.5 millones de afiliados. La história no se puede repetir, máxime ahora que estaríamos frente a más de 42 millones de Colombianos  a cargo de este fondo .

Finalmente llamar la atención sobre el impacto que desde el punto de vista de la sostenibilidad fiscal del sistema ,  el hecho de pasar de unas coberturas establecidas en el POS como un plan explícito y preciso de salud  a un plan de beneficios amplio con exclusiones explicitas que plantea la reforma. Debe haber absoluta claridad en los límites que necesariamente el Estado le plantea a sus ciudadanos en términos de lo que le cubre o nó el sistema  dada la finitud de recursos frente a las aspiraciones ilimitadas de servicios y coberturas de los Colombianos. Esta percepción de que el nuevo plan es infinito y que todo prácticamente esta incluído,   puede ser muy “ taquillero” inicialmente para el Gobierno y aplaudido por los ciudadanos, pero a la larga  será la espada de Damócles, dadas las malas interpretaciones e implicaciones legales y económicas que de  ello  se va a desprender hacia el futuro.

Ojalá no estemos ás portas de empezar a  transitar  un peligroso camino y terminar en un salto al vacío en materia de garantizar el Derecho Fundamental a la Salud .

Bogotá, Junio 6 del 2013

CENTRO DE PENSAMIENTO PRIMERO COLOMBIA

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar