Catherine, el Deporte y el Centro Democrático

Catherine, el Deporte y el Centro Democrático

El salto triple que dio Catherine Ibarguen en Moscú y que le permitió obtener para Colombia la medalla de oro que la coronó como campeona mundial no es producto de la improvisación.

Hasta la última década del siglo XX eran muy comunes los escándalos en el ámbito del deporte: a) las instancias municipales y departamentales estaban contaminadas por la politiquería y los caciques y gamonales se servían de los dineros públicos del sector para reforzar sus estructuras de clientela, b) las delegaciones a las grandes competencias internacionales estaban integradas mayoritariamente por políticos y sus familias, burócratas  y turistas deportivos que se alojaban en los mejores hoteles mientras los técnicos y deportistas, en menor número, no contaban con la logística y el apoyo técnico adecuado, c) los presupuestos eran exiguos y muchos de estos recursos se quedaban en poder de la intermediación de los políticos y burócratas de la dirigencia deportiva, d) como consecuencia de todo lo anterior se invirtieron recursos públicos en infraestructura deportiva en forma desordenada y sin definir prioridades, al punto que el censo nacional de infraestructura realizado en el 2008 concluyo que cerca del 70% de los escenarios construidos hasta el año 2000 prácticamente no se podían utilizar, e) con excepción de algunos casos como el de Antioquia, Valle y Bogotá teníamos una institucionalidad deportiva débil , carente de planificación y de una visión integral estratégica de mediano y largo plazo.

Al inicio del primer periodo de gobierno del Presidente Uribe también se dió un salto triple que se convirtió en el motor del cambio en el deporte colombiano. En la reforma tributaria del año 2003 el Presidente Uribe incorporó cuatro puntos adicionales en el IVA de la telefonía celular con destinación de un punto al Ministerio de Cultura y los tres restantes a Coldeportes. En diez años, es decir, al presente año 2013 y teniendo en cuenta que hay más de 55 millones de celulares, en su conjunto, se han recaudado algo más de 2 billones de pesos.

Por primera vez se adoptó una política pública del deporte de carácter integral y estratégica. Con una fuente financiera estable fue posible dar impulso definitivo al deporte en sus dos grandes líneas: 1) el deporte competitivo, de alto rendimiento, asociativo, en una estrecha colaboración entre el sector público y el sector privado con sus clubes, ligas, federaciones y los comités olímpico y paralímpico para estimular y potenciar al máximo el talento deportivo de los jóvenes atletas colombianos, y 2) el deporte para todos, como una poderosa herramienta de política social dirigida a promocionar y fomentar la recreación, la educación física, la actividad física y el deporte escolar y social comunitario.

En el deporte de alto rendimiento y con miras a desarrollar plenamente el talento nacional se fortaleció el apoyo técnico en varias disciplinas deportivas como pesas, atletismo, tiro con arco, natación, ciclismo, deportes individuales y de conjunto etc.,  contratando entrenadores con amplia experiencia y reconocimiento internacional. Se apoyó decididamente a los jóvenes talentos con estímulos económicos mensuales, asistencia médica, facilidad para el estudio y el mantenimiento de un entorno familiar amable.

Los juegos nacionales y las justas internacionales a realizarse en Colombia se aprovecharon no solo para detectar las nuevas figuras sino especialmente para dotar a las regiones de una infraestructura deportiva de alta calidad como sucedió en el caso de San Andrés y Providencia; Valle del Cauca, donde se modernizaron los escenarios de diferentes disciplinas quedando habilitada para realizar con mucho éxito los recientes juegos mundiales; Medellín y los municipios del área metropolitana, en donde se construyó una infraestructura deportiva apta para ser sede de unos juegos olímpicos o cualquier certamen internacional; Montería y varios municipios de Córdoba, Popayán, Santander de Quilichao, Cúcuta, Pamplona y municipios de Norte de Santander, ciudades y Departamentos todos éstos donde tuvieron lugar los juegos nacional del año 2012. Amén de la infraestructura deportiva  que con el apoyo de Coldeportes, los Institutos departamentales y Alcaldías se construyo en numerosos municipios del país.

El círculo virtuoso de éxitos deportivos se inicio en Sídney en el año 2000 con la medalla de oro de María Isabel Urrutia, continuó en Atenas en el 2004, creció en Beijín en los Olímpicos del 2008 y empezó a tener una posición destacada en los juegos Olímpicos de Londres en el 2012. El Vicepresidente Francisco Santos desde el año 2006 definió un apoyo decisivo para que la Federación de futbol contratara un técnico con experiencia internacional para preparar la selección Colombia y que finalmente se concretó con la adquisición de José Néstor Pékerman para que Colombia tenga un papel exitoso en el mundial de futbol en Brasil.

Catherine Ibarguen, el boyacense Nairo Quintana, la antioqueña Mariana Pajón, el valluno Oscar Figueroa y como ellos, tantos otros jóvenes talentos pertenecen a la nueva generación bajo la orientación y dirección de una revolucionaria política pública del deporte que, por fin, se estructuró durante los dos periodos de gobierno del Presidente Álvaro Uribe.

Igual con el deporte para todos, la otra línea de acción, se busco llegar directamente al ciudadano común y corriente mediante programas de actividad y educación física para combatir el sedentarismo, el alcoholismo, el tabaquismo y prevenir enfermedades cardiovasculares que matan al año más colombianos que los que ha matado la violencia en los últimos cincuenta años. Por primera vez en el año 2009 y dentro de la estrategia de dar impulso al deporte social comunitario, se realizaron los primeros juegos nacionales comunales en las ciudades de Girardot y Fusagasugá y  que después de haber movilizado a más de cuarenta mil juntas de acción comunal estimuló la participación de 3.900 deportistas comunales provenientes de todas las regiones del país.

Todas estas fueron realizaciones concretas en el ámbito deportivo y no simples ilusiones y promesas como las que caracterizan al actual gobierno de Juan Manuel Santos. Enorme compromiso el que adquiere el Centro Democrático, para que una vez se obtenga el triunfo en las elecciones parlamentarias y presidenciales del próximo año se retome el rumbo del deporte colombiano y haga realidad el objetivo general definido en el plan decenal del deporte 2009-2019 de crear las condiciones para hacer de Colombia una potencia deportiva a nivel continental y mundial.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar