El reto para el Centro Democrático

El reto para el Centro Democrático

Tenemos un reto muy grande por cumplir en el presente para el mejor futuro de Colombia, nosotros como militantes y simpatizantes de este hermoso proyecto político, y nuestros dirigentes, bajo la dirección del máximo líder de los Colombianos: Álvaro Uribe Vélez, porque sobre sus hombros esta la mayor responsabilidad de conducción en la lucha por venir que tiene que ser exitosa.

No se trata aquí de que seremos un partido que quiere el poder para ejercer el poder. No señor, se trata de que somos una fuerza fundamental en la vida de Colombia, que tiene que hacer de su parte todo lo posible para devolverle a todo el Pueblo y especialmente a las nuevas generaciones, la seguridad de que el destino futuro no se va a conquistar sino fortaleciendo la democracia, fortaleciendo la libertad, respetando los derechos humanos, castigando el terrorismo en todas sus formas y denominaciones, y garantizando el pluralismo.

Colombia está reclamando al actual gobierno de manera insistente autenticidad, está cansada de tantas mentiras, le duele el egoísmo, la falsedad, la intolerancia y las babosadas que expresa a diario el señor Presidente. El reto para el  "Centro Democrático" es trabajar muy duro, para que las generaciones que vienen detrás de nosotros se sientan caminando sobre un suelo firme, vean claro el horizonte, no sientan la angustia del qué vendrá ahora, y abrir caminos para que un muchacho en la Universidad no diga: y después de que me gradúe, ¿qué voy a hacer? ¿Dónde me van a dar la oportunidad?

Por eso, es un gran deber el que tenemos de crear, el de analizar, el de realizar un mejor modelo de desarrollo. Un modelo que convenga y corresponda a la identidad nacional. Un modelo que tenga como supuesto irrenunciable porque ha servido: la política de seguridad democrática, la confianza en el inversionista, la cohesión social, el Estado austero y descentralizado y el dialogo popular.

Elementos esenciales y complementarios son los siguientes objetivos: Producción, para crear riqueza que lleve hacia el progreso; Ocupación, porque la riqueza en pocas manos y el desempleo en muchas otras, constituyen no sólo una injusticia, sino el detonante para la protesta social que se está generando y viviendo ahora; y Seguridad social, para aquellos que no han podido, ni con el esfuerzo por su ocupación, encontrar lo indispensable para una vida decente y sana. ¿Cómo lograrlo? Es el gran desafío del porvenir. Tenemos que mirar con emoción la oportunidad que tenemos cada vez más próxima, a través del "Centro Democrático" y con la dirección acertada del Dr. Álvaro Uribe Vélez de poder hacerlo. Y que nuestros jóvenes y nuestros viejos, salgan por todas partes, con la convicción de que viven en un país donde vale la pena vivir. No porque hay más aguardiente o porque se permite la impunidad del delito como pretende hacerlo ahora el gobierno en la Habana, sino porque cada Colombiano tenga la oportunidad de realizar plenamente su personalidad, de crecerse como ser humano y de contribuir a la grandeza nacional.

El "Centro Democrático" tiene el deber de fijarse estas metas, revisar a fondo sus propuestas, enriquecer su acervo ideológico, de acuerdo con las circunstancias que vivimos, pero siempre con la idea muy clara de que lo fundamental es servir, cumplir un deber, un hermoso deber: llevar a cada corazón de Colombia la esperanza bien fundada de una vida mejor. No como consigna electoral, sino como una realidad que se exprese, se logre y se plasme a través de las acciones.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar