OTRA COMEDIA: EL CATATUMBO

OTRA COMEDIA: EL CATATUMBO

Si no tuviera tan dolorosos efectos para los espectadores, estas comedias de Santos resultarían divertidas. Porque se conocen desde el montaje, la elección de los protagonistas, el número de los actos, el guión y el desenlace.

No hay un colombiano que no sepa lo que pretenden las FARC en el Catatumbo, y cómo están empeñadas en quedarse con esa porción de la Patria. Y nadie ignora que a Juan Manuel Santos le importa poco ir repartiendo pedazos de Colombia a cambio de su gloria personal. Lo que significa que ni le va ni le viene con la pérdida de esa inapreciable región, siempre y cuando le produzca algunos puntos en la próxima encuesta. Por eso había que arreglar lo del Catatumbo, sin que importara el precio.

Empecemos por los actores. Entra al escenario Juan Fernando Cristo, uno de los sirvientes de Ernesto Samper en el drama del proceso 8.000. Como uno de los miembros del llamado por ellos mismos Comité de Agenda, fue parte integrante de la orquesta que entonó el himno de llegada a la campaña presidencial de los miles de millones de pesos que venían del Cartel de Cali y que permitieron la elección de ese corrupto candidato a la Presidencia en el año de 1.994. Cristo cree que esa vergüenza ya prescribió, y muy orondo Presidente del Congreso, invita al propio jefe de entonces apara que lo acompañe en la nueva comedia. Tranquilos: nadie ha notado su regreso.

Como se trata de crear la Zona de Reserva Campesina del Catatumbo, que es el medio más expedito para que las FARC se vayan comiendo a pedazos el país, llaman al gran especialista en esas maravillosas instituciones. Y es cuando salta tras de bambalinas el Padre Francisco de Roux, quien había mandado hace rato al Catatumbo a su dilecto hijo César Jerez, director visible de los paros que acaban de terminar. Ya están, pues, reunidos y en acción, maestro y discípulo. Tal vez les falta la compañía de doña Myriam Villegas, directora del INCODER, pero no tienen que desesperar, porque ya les llegará para el próximo acto.

Para que a las FARC les salga todo a pedir de boca, necesitan a Teodora, mejor, a Piedad Córdoba, que muy presto saltó al escenario. Y al inefable representante Cepeda, convenientemente invitado a la mesa. Como toda representación de este linaje requiere un tonto sumiso y simpático, ya está contratado el vicepresidente Garzón.

Los actores desempeñan su papel a las mil maravillas, y “ábrete Sésamo”, exclamaron para que la pesada roca se corriera y descubriera adentro todos los tesoros.

¿Para quién son tantas maravillas? Pues ni más faltaba. Para el inquieto Juan Manuel, que espera todo el oro y la pedrería que acaban de descubrir sus enviados. Y ya sentado en la mesa, empezará el reparto de lo que a cada héroe de la comedia corresponde.

Aguardad un poco, inquietos espectadores. Falta uno de los actos más bonitos. Ese será el de la mesa negociadora. Es muy posible que se sienten en ella las señoras Villegas y su infaltable compañera, la señora Mujica, para que con sus luces ayuden a resolver el problema agrario del Catatumbo. Y algún Ministro, tan leal como por ejemplo Carrillo y algún nuevo mediador que podría salir de las canteras renovadas del Proceso 8.000. Y se oirá el grito de “actores, cámaras, acción” que repetirán todos los medios, a los que se les podrá repartir alguna nueva dosis de pauta. Y al final, lo inevitable: la zona de reserva campesina, sustitución de cultivos con pago previo a la erradicación,  promesas de obras inmensas que empezarán a construirse sabe Dios cuándo y por supuesto, una nueva agencia, o nueva consejería, o nueva dirección que se ocupe permanentemente del Catatumbo y sus alrededores. El nombre del escogido para el cargo, ya vendrá. No se le puede pedir a Sergio Jaramillo que lo resuelva todo de una vez.

Tomen asiento, señores. La representación ya empezó, el telón está abierto y el telonero mayor tiembla de impaciencia. Y ahí estamos todos, los bobos que sentados en luneta vemos cómo entre farsas nos roban la Nación.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar