Asunto serio: ¡la educación!

Asunto serio: ¡la educación!

“El más importante y principal negocio público es la buena educación de la juventud”, Platón.

No todas las semanas en esta columna podemos reírnos y burlarnos de la realidad nacional. El tema de la educación de los jóvenes colombianos es un asunto serio, que merece toda nuestra atención, y más cuando para el gobierno y los políticos la educación es un verdadero chiste. Se fueron los cuatro años del gobierno Santos sin ninguna política o reforma sectorial tendiente al mejoramiento de su calidad y su cobertura, por eso sigue siendo la juventud el sector más excluido de la sociedad colombiana, una generación sin futuro al que pocos le apuestan.

Acá no quieren creer que es a través de la educación y el mejoramiento de los programas académicos y de la calidad de los maestros que lograremos un país más productivo y competitivo, lo cual se traduce al final de cuentas en mejores oportunidades de empleo y bienestar para todos. Para el gobierno y los políticos la educación se circunscribe tan solo a la oferta de los cupos educativos como mecanismo extorsivo de poder electoral, desconociendo que el futuro de nuestros jóvenes se construye en el presente con una buena educación.

Los indicadores y el panorama no son nada alentadores, el país ocupó en la pruebas Pisa de calidad de educación mundial el puesto 62 entre 65 países. Y en el terreno local, en las pruebas Saber del Icfes para estudiantes de último año, dejaron al departamento con solo 63 colegios dentro del escalafón de los mil mejores del país. Los oficiales y públicos del puesto 700 en adelante, y atérrense, el Tecnológico en el puesto 1.132 del país. Pero acá no acaban los datos tristes que no nos permitieron reír esta semana en esta columna:

Primero: más de un millón de niños no consiguieron ingresar al colegio en el 2014, es decir el 10% de los niños del país. Segundo: de 450 mil bachilleres del 2012, solo el 17% consiguió ingreso a la universidad. El resto fue lanzado al mercado laboral informal, al mundo del ocio, las drogas y el crimen… Mijos, estudien para que no terminen de columnistas.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar