El alcalde y el ‘zar de la intermediación’

El alcalde y el ‘zar de la intermediación’

Pobre y torpe la declaración del alcalde Petro para tratar de explicar su presunta relación – váyanse de espaldas-, con Emilio Tapia, alias “el agente”, de acuerdo con los relatos judiciales.

Tapia, a quien también se le llamó  el “zar de la intermediación” en el denominado “cartel de la contratación” de Bogotá, era  el enlace entre Samuel e Iván Moreno, y todos los personajillos que se concertaron para saquear las arcas públicas de la capital que le dejaron a la ciudad pérdidas por alrededor de un billón de pesos.  Es decir, el equivalente a $500 millones de dólares que hoy está en las cuentas bancarias de todos ellos, incluyendo las de Tapia, un individuo del montón en su pueblo natal, Sahagún, que escasamente podía pagar el arriendo de un apartamento hace unos años pero que llegó, durante la alcaldía de los Moreno, a ser un magnate de avión privado. Pues bien, ese sujeto de tan magnífica suerte que aún hoy, siendo procesado, puede pagar balcones exclusivos de $10 millones de pesos para disfrutar  los conciertos de Marc Anthony y Carlos Vives ¡compartiría secretos con Petro!

La historia es sencilla: Noticias Uno reveló, el domingo pasado, el contenido parcial de varias grabaciones de conversaciones telefónicas entre Tapia y un reportero de un importante diario del país. Las grabaciones fueron consentidas por el periodista, aparentemente, para obtener un medio de defensa ante los reclamos que le estaba haciendo alias el agente por haber publicado una noticia que todavía no lo era sino que apenas iba a ser y que… nunca fue. Y en ese detalle consistió el lío. De lo que se escucha se deduce que Tapia le había contado a su interlocutor que iba a entregarle una carta a la Fiscalía para protestar porque el recién llegado Fiscal General había ordenado cambiar al fiscal del caso del carrusel, Ricardo González. Para impedir el traslado, alias el zar de la intermediación sembraría sospechas sobre el fiscal que iba a entrar, Juan Valbuena. Diría que este último iba a paralizar  a los testigos para que no se supiera la verdad ). Luego, según el relato, Tapia se abstuvo de entregar la comunicación “para no joderse”. En ese momento, Tapia menciona a Petro:

Tapia: “las únicas personas que saben lo de la carta es el alcalde que la tenía en secret… (interrupción del audio), ahí guardada…Y la otra persona que la sabe eres tú. Más nadie…Lo que pasa es que ese es un tema complicado por una razón: la carta ni siquiera aparece oficialmente radicada… Por eso yo te dije, esperemos…”. Reportero: “habíamos acordado que tú me entregabas información y yo te voy (iba) contando todo. Hablo (en la noticia) de lo que dijo Montealegre de la carta…” Tapia: “Si pero es que yo sé que el fiscal… llega un periodista y le pregunta una vaina de esas y (él) dice ‘mierda, ¿qué es eso?’”. Reportero: “(él) ha escuchado rumores…” Tapia: “pero ¡es que rumores no hay…! Reportero: “¿Petro, por qué conoció esa carta?” Tapia: “bueno, ese es otro tema. Ahí yo sí no me meto… yo cometí el gravísimo error de decirte ayer que el fiscal general sabía de la carta, por esto, por esto y por esto. Y enseguida sales a preguntarle”… A mí me llaman a preguntarme que si yo te conté algo” Reportero: ¿de dónde? ¿De la alcaldía?” Tapia: “correcto”.

Estas grabaciones fueron hechas en octubre de 2012. Hoy, Tapia, junto con otro nefasto abogado de la contratación llamado Manuel Sánchez, imploran a la Fiscalía que los deje declarar a favor del alcalde. A todos los gravísimos interrogantes que surgen de estos oscuros episodios Petro no puede salir del paso afirmando que él conocía la famosa carta porque representa al Distrito como víctima ¿Una víctima enterándose de cartas-pruebas inexistentes para manipular a la Fiscalía a través del victimario? Alcalde, cuídese. Por aferrarse a su cargo no puede terminar conspirando con sus denunciados.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar