Lo que nunca dice Canal Capital

Lo que nunca dice Canal Capital

Durante el gobierno de la Bogotá Humana se ha notado un evidente cambio en la parrilla de programación del canal del distrito, conocido por todos como Canal Capital. Se nota un distanciamiento entre las realidades concretas de la ciudad de Bogotá o por lo menos algo que se le acerque, como la realización del programa de gobierno del alcalde, y su parrilla de programación. En esta aparecen especiales sobre paramilitarismo, con entrevistas en diferentes cárceles del país, zonas de reserva campesina, especiales sobre el Catatumbo, Yidis Medina, etc. etc.

Esto nos hizo fijar la mirada en el objeto social del mismo, que se define como “orientado a formar, educar, recrear e informar objetivamente, fortaleciendo la identidad cultural y el arraigo de esta región del país”. Según aparece en su página de internet.

Sabemos que para todos los bogotanos son de interés las tragedias por la cuales ha transcurrido la historia del país, pero ¿qué tiene que ver esa parrilla de programación con  el fortalecimiento de la identidad cultural y el arraigo de nuestro distrito capital?

¿Porque el Canal no informó, como lo hacían los demás medios, sobre el desastre en la improvisación con las basuras de la capital, la no construcción de los 1000 jardines infantiles prometidos por el alcalde durante su campana o la caída en la industria de la construcción en la ciudad durante su gobierno?

Más allá de esto, el Canal en manos de Hollman Morris se auto promociona como ganador de premios, pero no dice que existe informe de la Contraloría con respecto a malos manejos del canal de televisión de Bogotá, dentro de los cuales hay 38 hallazgos administrativos denunciados por esta entidad: 30 con incidencia disciplinaria, 10 con incidencia fiscal y 7 con incidencia penal que rajan al canal en el manejo de sus recursos. Entre estos un aumento del 300% en los gastos de representación para febrero de 2012, así como la generación de pólizas de seguro que amparaban contratos de producción de conciertos y que se firmaban después de dichas presentaciones.

Con la destitución e inhabilidad de Petro se ha profundizado la parcialización de la información y la ideologización del discurso. Esperemos que su salida se dé pronto para que el canal del distrito asuma en realidad el papel  para el cual está diseñado y nos permita fortalecer una identidad cultural distante de la corrupción y la ineptitud que ahora campean en el imaginario de la ciudad.

*Director Ejecutivo de Think tank

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar