MUD: SIN RESISTENCIA NO HABRÁ LIBERACIÓN

MUD: SIN RESISTENCIA NO HABRÁ LIBERACIÓN

Lo anterior en vista de las dudas que al parecer predominan en el seno de nuestra Mesa de la Unidad Democrática (MUD) sobre el reemplazo de su actual directiva nacional.

La MUD inició trabajo formal a partir del 8 de junio de 2009 con la presentación y suscripción pública del documento "Compromiso y Convocatoria a la Unidad Democrática" en la ciudad de Caracas, y desde entonces sus primeros secretarios, ejecutivo y adjunto respectivamente, se mantienen en el ejercicio de sus cargos. Considerando que los pasados comicios municipales del 8D constituyen la finalización del ciclo electoral iniciado con las primarias del 12 de febrero del pasado año, resulta pertinente evaluar así fuere someramente, nuestra actual situación política como alternativa de poder a la tiranía socialista en gobierno.

Conforme al prenombrado documento "Compromiso y Convocatoria a la Unidad Democrática", carta fundacional de la MUD, ésta tiene por objetivos, entre otros: constituirse en… "la alternativa para defender y hacer cumplir la Constitución que el gobierno ha abandonado, como ha abandonado los intereses del pueblo que le dio su confianza. Defender y hacer cumplir la Constitución para la promoción de los derechos humanos y el funcionamiento sano de la democracia, la descentralización y la participación".

Y para el logro de tales, emplearía los siguientes métodos: consolidando… "una mayoría capaz de producir el cambio político que nos hace falta en Venezuela, participando juntos en las elecciones, con los mismos candidatos y el mismo programa de desarrollo humano y progreso social, y para defender el derecho del pueblo a elegir en comicios limpios, libres de manipulación y ventajismo, y hacer respetar a los gobernantes y representantes que elegimos con nuestro voto".

Si tenemos a bien contrastar las anteriores premisas con la realidad venezolana en materias como: estado de derecho, descentralización, derecho del pueblo a elegir en comicios limpios, libres de manipulación y ventajismo, por solo mencionar algunas,  es innegable  la necesidad de reemplazar a esa directiva nacional de la Mesa de la Unidad Democrática, ello si aún pretendemos  que la MUD se constituya en la alternativa para defender y hacer cumplir la Constitución.

Para ello es menester proveernos de una directiva nacional en capacidad de implementar la agenda política de oposición, fundamentada en la protesta cívica y valiente, pacífica y enérgica, tal como lo establece  la misma carta fundacional precitada. "Protesta para que se escuche la voz de un pueblo que no nació para ser coro de un hombre, ni acepta ser condenado al silencio. Protesta que no se agota en sí misma, porque tiene el sentido de ir construyendo una esperanza".

Porque a la fecha presente la tiranía socialista encabezada por el usurpador Nicolás Maduro Moros no tiene frente así oposición política alguna en capacidad real de contener cualquiera de sus tratativas dirigidas a profundizar el régimen político en gobierno, ello en la medida de nuestra evidente incapacidad orgánica para oponer resistencia política, sea ésta de tipo administrativo, social o económico, cuya máxima expresión sigue siendo el 11 de abril de 2002.

De continuar con la actual agenda política basada en convalidar la naturaleza tiránica del socialismo gobernante  mediante la legitimación pública de sus instituciones espurias, verbigracia el CNE-PSUV, estaríamos dando la espalda a la restauración constitucional por vía de la Carta Magna, ya que la permanencia del socialismo en gobierno es garantía de muerte para Venezuela, por hambre, enfermedad y crimen, algo que ningún pueblo tolera sin antes declararse en rebelión. Ora y labora.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar