Semana a Semana lo desmantelan

Semana a Semana lo desmantelan

La última “Semana” en Colombia parece una copia de la anterior. Despertamos con noticias de supuestos escándalos dentro de las Fuerzas Militares, como si fuera poco nos quieren hacer creer que los supuestos escándalos son hechos consumados. Sin embargo en su torpe actuar, el gobierno nacional deja más de un rastro que nos hace entender que todo este intento de desprestigio de las Fuerzas Militares es un cocido que viene de Cuba, no se puede entender de otra forma la actualización de refritos como si fueran hechos del momento. Indudablemente para que el proceso de paz siga su cauce es necesario decapitar a quienes en el pasado se convirtieron en héroes de este país. No se concibe de otra forma, la conspiración de la Semana pasada con las interceptaciones que a su vez fueron interceptadas y que al final resultaron después de venir de “fuerzas oscuras” a ser legales como lo admitió el propio Presidente.

Esa Semana cometió el gobierno con la ayuda de su brazo “fiscalizador” el error de desmantelar una fachada legal de la inteligencia militar, lo que originó el descabezamiento de los generales Zúñiga y Zuluaga que no son más que piezas fundamentales de la Operación Jaque, lo cual automáticamente los hizo objetivo político de las Farc o lo que es lo mismo, de este gobierno. Ambos generales con hojas de vida intachables terminaron siendo relegados por el delito de “falta de criterio” nuevo tipo penal en la jurisprudencia colombiana.

No hay que poseer una bola de cristal para entender que este fue uno de los varios golpes políticos con los que a través de medios de comunicación nos despertaremos los colombianos Semana a Semana. De los sapos que afirmo el Presidente que teníamos que tragarnos los colombianos para conseguir la paz, este es uno, pero no el único porque esto no ha hecho más que empezar.

Esta Semana nos despertamos con una supuesto escandalo –que nunca fue- de contratación en el Ejercito, que vino a ser la causa del cercenamiento Semanal que sufren las Fuerzas Militares y que dejó como resultado el pedido de baja del Mayor General Rey, insigne, arquitecto de la aviación militar del Ejército y que se retiró por razones de honor, lo cual los medios de comunicación no pueden entender ya que en ningún aparte del supuesto escándalo de esta Semana su nombre se ve relacionado con los hechos. Las razones de honor no son entendidas por todos y menos por los medios de comunicación porque sencillamente hay personas que no lo conocen.

Esta Semana nos regala un remesón a la cúpula militar, el primero en caer, el Comandante de la Fuerzas Militares, el General Leonardo Barrero por “expresiones irrespetuosas y desobligantes” sobre investigaciones de la Fiscalía, aclarando el Presidente, eso sí, “que no se va por haber cometido delito alguno” -¿hay algo más injusto?- también retiraron al mayor general Manuel Guzmán, segundo comandante del Ejército; el general Fabricio Cabrera, jefe de Aviación del Ejército; y el brigadier general Jaime Reyes. Ellos son cuestionados por su papel frente a la supuesta corrupción en los contratos.

Más claro no puede estar para los colombianos, todos los militares retirados por el Presidente son del más alto rango, con lo que ahora podrá nombrar otros que se ajusten a su causa entreguista, aunque dudo que cualquier militar activo deshonre su uniforme por un capricho gubernamental. Eso se lo hemos visto a algunos retirados, tipo Mora y Padilla De León a quienes no veo con las mismas convicciones que al Mayor General Javier Rey, sin duda Hombre de Honor.

Semana a Semana se cumplen las órdenes provenidas de Cuba, donde las Farc observa que sus órdenes sean cumplidas a cabalidad. ¿Qué le espera a las Fuerzas Militares la otra Semana? Veremos si las siguen descabezando con propósitos más parecidos al castrismo cubanos que a la democracia americana.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar