CASTROCHAVISMO ES UNA MALDICION PARA LATINOAMERICA

CASTROCHAVISMO ES UNA MALDICION PARA LATINOAMERICA

Se dice jocosamente que así como el emperador Romano Calígula en su locura, nombró cónsul y sacerdote a su caballo “incitatus” el orate presidente de Venezuela Hugo Chávez, antes de morir nombró como su sucesor a la bestia de Nicolás Maduro, todo eso por su enfermizo amor a la burocracia estatal, ya que el mediocre que nombro, es un inepto en todos los campos y era un miserable servil que por su estupidez podría convertir a Venezuela en una nueva Cuba, supuestamente para que la  “revolución y el socialismo” fueran eternos, semejante estulticia, no es más que el producto del cretinismo tan propio de los seguidores de la estafa comunista del marxismo leninismo en la región, que como nostálgicos de la guerra fría han soñado con crear la Unión Soviética latinoamericana.

Venezuela se ha convertido en 15 años de castrochavismo en un botín para los facinerosos del Socialismo del Siglo XXl, que con su cleptocracia saquean sin ningún reato las arcas del pobre país, creándose una oligarquía que parasita con el Estado, arruinando las menguadas arcas todos los días, a lo cual hay que agregarle el colonialismo cubano que recibe tributos anuales por parte de la malhadada nación de 13 mil millones de dólares, todo ello por los más de 70mil asesores  Cubanos que se encuentra en Venezuela, expiando y reprimiendo las protestas espontaneas que buscan dignidad y soberanía para la patria de Bolívar.

El castrochavismo es brutalidad y ruina, que fundamentado en la irracionalidad, tiembla cuando se le plantea el debate ideológico, saliendo con excusas pueriles como la guerra mediática, sabiendo que en Venezuela el régimen chavista prácticamente controla la totalidad de medios, pero al no tener la razón usa la fuerza bruta y los gritos que es el arma de los cobardes, entonces estamos frente a una maldición para Latinoamérica con el castrochavismo.

El sátrapa de Fidel Castro a pesar de su avanzada edad le sigue haciendo daño a la humanidad, por lo cual se debe de desarrollar un lucha ideológica en contra de ese engendro comunista, que busca llevar a la esclavitud política a los pueblos de esta parte del mundo, ya que en Venezuela se desarrolla un batalla por la Libertad y la Democracia en contra de la antihistoria que representa el marxismo, rechazado desde su aparición en la Primera y Segunda internacional de los trabajadores en el siglo XIX, esperpento totalitario que ha logrado sobrevivir hasta el presente como resultado del crimen y la mentira.

La solidaridad con el hermano pueblo de Venezuela es un  requisito fundamental, para evitar que esa Nación la conviertan en una nueva Cuba, como lo soñaba el tirano de Chávez, de ahí que el desabastecimiento y la alta inflación que vive ese país sea el pretexto para implementar la cartilla de racionamiento, con lo cual se puede cumplir aquello de “la radicalización de la revolución” como lo ha expresado en varias oportunidades el mequetrefe de Maduro, de tal manera que solo se puede hacer retroceder a la maldición del castrochavismo, con la movilización permanente en Venezuela en una actitud de resistencia, y la solidaridad activa de los pueblos latinoamericanos por encima de las posiciones pusilánimes y alcahuetas de algunos gobiernos con el régimen de Caracas.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar