Votaré por el Centro Democrático. Les compartiré todas mis razones.

Votaré por el Centro Democrático. Les compartiré todas mis razones.

El próximo 9 de marzo los colombianos tendremos en las urnas la oportunidad que nos ofrece esta democracia, de reelegir, modificar o cambiar definitivamente a los integrantes del Congreso. Es la institución más desprestigiada y la más despreciada por los colombianos después de la guerrilla. Pero la culpa no la tiene la institución en sí.

La culpa la tienen sus integrantes, los Congresistas de hoy. Y nosotros queridos lectores somos cómplices por haber votado por esos malos personajes. Luis Carlos Galán decía que el Congreso era habitado por un 10 % de gente maravillosa, otro 10 % de ratas y el resto por lo que era el país, o sea comerciantes, agricultores, contratistas, industriales, ganaderos y profesionales independientes. El Congreso de hoy está muy lejos del respeto de los colombianos.

Ganan demasiado, abusan del poder, están rodeados de privilegios que cuestan y ofenden. Pueden ser los congresistas más caros del mundo y eso es indignante. Lo peor de todo es que han sido inferiores a sus responsabilidades.

Las grandes leyes para reformar la Salud, la Educación y la Justicia para citar las principales han fracasado. No tuvieron el valor de acometerlas y sacarlas adelante. El colombiano común y corriente mira al Congreso como una institución corrupta, costosa e inútil.

El Centro Democrático que dirige el expresidente Uribe presentó para la lista de Senado 100 personas nuevas, limpias y respetables. Con excepción de Jaime Amín, del Atlántico, y Juan Hurtado, de Risaralda, dos políticos limpios y decentes, los demás integrantes son gente que va a renovar el Senado y son politólogos, docentes, filósofos, abogados, médicos, ganaderos, comerciantes e industriales. Tienen claro que a esa institución del Senado hay que sacudirla.

Que trabaje y asuma más sus responsabilidades y cueste mucho menos. Votaré por esa lista de Senado. Sin irrespetar a los demás veo esa contienda por la Cámara como una feria de culebreros. Todos dicen lo mismo. Frases de cajón, promesas vacías. Alejandro Álvarez Angel no sólo es hijo de dos amigos que quiero mucho sino un chico nuevo, empresario, preocupado por los temas de esta región y dispuesto a trabajar por sus soluciones.

Votaré por el Centro Democrático también para la Cámara de Representantes. Si logramos que el Centro Democrático haga presencia en el Congreso por Risaralda se abre la oportunidad de cambiar esa secuencia de malos Alcaldes como el que tenemos hoy que es el más mal calificado entre las ciudades capitales del país y poner por fin a un Alcalde competente y rodearlo de un equipo capaz y llevar a las juntas directivas de la Ciudad personas respetables y con experiencia. Solo así corregiremos el mal rumbo al que nos llevan los Alcaldes del senador Soto. Por esas razones votaré para Senado y Cámara por las listas del Centro. Democrático. ¿No les parece a ustedes una buena elección? ¡Pues acompáñenme!  alragonz@yahoo.es

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar