Al Gore en Bucaramanga ¿Visita incomoda?

Al Gore en Bucaramanga ¿Visita incomoda?

Con la visita del exvicepresidente estadounidense y ahora gurú ambientalista Al Gore ha quedado confirmada una verdad incómoda para Bucaramanga. No somos la gran ciudad que pensábamos, sino que somos un pueblo grande y folclórico. La llegada a la ciudad del personaje, enmarcada con un desfile cívico, quedará en los anales de la historia urbana, entronizada en sus calles con una placa de mármol que dirá: “Por aquí paso Al Gore con un cheque”. Los completos registros fotográficos dejarán para la memoria la visita minuto a minuto. Todo, desde que pisó tierra santandereana y abrió su boca para comerse una hormiga culona, hasta que se marchó con su millonario cheque por la conferencia.

La gente no escatimó en los preparativos para la visita. Hizo recordar episodios pasados de la historia de la ciudad, con grandes banquetes cuando la visitaban los presidentes de antes y hasta el papa Juan Pablo II. Las señoras gastaron en peluquería y en el ajuar, los señores en el nuevo flus y en los mocasines. Llamó la atención el fino y elegante vestuario de doña Consuelo Ordoñez, a quien en la modistería le elaboraron una réplica del vestido que usó Jackie Onassis el día de la posesión de JFK. Solo le criticaron los guantes que lució durante la jornada. También se lució el Alcalde, aunque muchos pensaron que hacía una crítica al calentamiento global, al lucir una elegante gabardina estilo Sherlock Holmes con bufanda, boina de paño y gafas negras.

Lo que nunca se dijo durante la jornada verde es que el exvicepresidente y ahora vocero ecologista del cambio climático y propulsor del ahorro energético no hace lo que predica. Es dueño de una mina de Zinc y su mansión ubicada en el elegante barrio Belle Meade de Nashville consume más electricidad por mes que el hogar americano promedio en todo el año. Al Gore es el típico profeta medioambientalista que practica la costumbre preferida de los verdes: “Hagan los que yo les digo que deben hacer, pero no lo que yo hago”. La factura mensual por electricidad de su mansión es de US $1.359 y la de gas de US $1.080 en promedio… Toda una verdad incómoda para el ilustre visitante….

Insultos vía twitter @figuerjoda

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar