CENTRO DEMOCRÁTICO, UNA ALTERNATIVA REAL DE PODER

CENTRO DEMOCRÁTICO, UNA ALTERNATIVA REAL DE PODER

Estamos a 47 días de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, y según las encuestas el Presidente candidato teniendo todo a su favor, no levanta, en donde también se evidencia la opción de Peñalosa quien podría derrotar a Santos en la segunda vuelta; quedando cancelada de parte del Centro Democrático una coalición antirreleccionista con los verdes, al haber nombrado el Exalcalde como coordinadora programática de su campaña a Claudia López una izquierdista irracional y antiuribista, lo cual no permite sanamente un acercamiento con un sector que se ha convertido en una colcha de retazos, en donde se encuentran desde grupos políticamente serios, hasta un lumpen inefable, cuyos objetivos son inciertos.

Entonces el Centro Democrático en Cabeza del Expresidente Uribe debe de convertirse en un torrente de convocatoria, para que su candidato Oscar Iván Zuluaga logre el triunfo, con lo cual en una segunda vuelta se alcance ese objetivo unidos con Conservadores, independientes y buscando el voto de opinión de las grandes mayorías nacionales, sabiendo que el candidato Uribista tiene propuestas tangibles en materia de Educación, Empleo, Vivienda, Seguridad y Agro, sin claudicar frente a los terroristas que desde La Habana pretenden imponerle la agenda al País.

Colombia es víctima de una amenaza terrorista, propiciada por una ideología totalitaria, como es el marxismo leninismo, que con las Farc y el Eln buscan mediante la violencia y utilizando la estrategia de la combinación de todas las formas de lucha esclavizar al pueblo colombiano, ante ello el uribismo se ha convertido en el muro de contención que no permitirá que el castrochavismo se salga con las suyas.

El Centro Democrático es una organización política eficaz, fuerte y grata para los colombianos, que debe acoplarse como una trinchera antitotalitaria, con la plena conciencia que la defensa de los altos intereses de la nación solo es posible con un Gobierno uribista, que logre retomar la dignidad que se perdió en estos últimos 4 años de santismo, que en aras de una falsa paz busca claudicar ante el engendro del Socialismo del Siglo XXI, cuyo régimen en Venezuela comete un genocidio en contra de la población, sin escucharse la voz de repudio  por parte del Gobierno colombiano.

Un triunfo del Centro Democrático en Colombia, producirá el efecto dómino en Latinoamérica en contra del castrochavismo, ya que los pueblos de la región que han caído bajo su férula, recibirán una voz de aliento para liberarse del bodrio neocomunista, que hoya la soberanía de las naciones como es el caso de  Venezuela, país que se ha convertido en una colonia  de Cuba por voluntad del Chavismo, pues la satrapía de los Castro  asesora  en la represión y el asesinato de la población.

Con un Gobierno Uribista por su talante, se lograra la derrota definitiva ideológica, política y militar de la narcoguerrilla, ya que se exigirán requisitos para dialogar, como el cese unilateral del fuego verificable, también se deben de devolver a los secuestrados, y a los menores de edad que estén en sus filas, el desminado por parte de las Farc debe de ser una condición necesaria, amén de que los terroristas abandonen el negocio del narcotráfico sin dilaciones, así que el compromiso es grande para emprender la empresa de la transformación Nacional que encarna el Centro Democrático con su Candidato Oscar Iván Zuluaga.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar