El CPPC realiza exitoso taller sobre qué partido queremos que sea el Centro Democrático

El CPPC realiza exitoso taller sobre qué partido queremos que sea el Centro Democrático

La semana pasada en el Club de Comercio de Bogotá se dieron cita los miembros del Centro de Pensamiento Primero Colombia de Bogotá con Senadores y Representantes del Centro Democrático así como académicos y sociedad civil; se encontraron para celebrar la aplastante victoria obtenida en esta ciudad, y de paso dar comienzo a una amplia y profunda discusión sobre lo que debe ser la estructura conceptual de los estatutos del nuevo partido en cuanto a militancia, mecanismos de participación interna, y temas que dominarán la agenda de la vida interna del partido.

Intervención Senador electo José Obdulio Gaviria: Aprender de la historia  para no repetir los mismos errores.

El Senador electo José Obdulio Gaviria comenzó proponiendo rescatar el nombre del partido como Uribe Centro Democrático, y enseguida pasó a recordar el fracaso estrepitoso de lo que fue  la creación del Partido de la U. Rememoró como en 2006, surge un intento de coalición en torno a Álvaro Uribe, donde Mario Uribe llega con Colombia Democrática, Luís Guillermo Vélez extiende su apoyo con un importante sector de partido liberal, Germán Vargas Lleras finge adhesión con su partido Cambio Radical y Carlos Holguín Sardi, acompaña de lejos con el Partido Conservador, por ser este un partido histórico afín a las tesis uribistas del ejercicio de la autoridad y el orden.

Gaviria advirtió sobre la importancia de una discusión amplia, abierta y transparente de los estatutos para no repetir aquella historia de 2006 donde no hubo oportunidad de hacer cosa distinta que hacer un remedo de partido.

“No fue más que agrupar fuerzas políticas que quedaban sin partido, como por entonces estaban  algunos liberales, y se organizó una plataforma estatuaria ajena a la constitución de un verdadero nuevo partido. El comité estratégico que supuestamente construiría aquella plataforma estatutaria estaba conformado por Oscar Iván Zuluaga, Juan Manuel Santos, y yo, pero finalmente recuerdo que nunca pude discutir ningunos estatutos ni con Oscar Iván, ni con Juan Manuel. Los estatutos aparecieron extrañamente creados y aprobados.” Recordó apenado Gaviria.

“Esos estatutos respaldaban una institución que era un partido de parlamentarios; donde se instituía como primera y única autoridad un grupo de notables, y se vendían avales. Luego prácticamente se excluyó a las bases uribistas de los Municipios y de los Departamentos, inclusive para la conformación de las listas a Senado y Cámara. Es decir, nadie de ustedes a excepción de que hubieran tenido fuerza política, pudo conseguir intervenir en la nominación a cada Alcaldía, Asamblea, y Gobernación, porque era un partido de parlamentarios. Un partido autoritario, con una formación de baronazgo y de caciquismo político sin participación de la militancia. Ese fue el grave desastre de la creación del Partido de la U.” recordó el Senador Gaviria.

Acto seguido, Gaviria delimitó lo que considera debe ser la base doctrinal del partido, afirmando que aquí se tiene un cuerpo de doctrina, recopilado ya hace tiempo, en unos siete tomos gruesos que publicó en compañía de académicos como Paola Holguín y Carolina Escamilla.

El Senador José Obdulio explicó que las ideas básicas del Expresidente Uribe tienen como componente fundamental la Seguridad Democrática como principio político, contrario a la llamada solución negociada y a los que ven oportunistamente un ‘conflicto interno armado’ colombiano como escenario político.

Agregó también que las tesis uribistas extienden elementos básicos como la cohesión social y la confianza inversionista dentro de un Estado comunitario, puesto que la cohesión social se confronta con la falsa lucha de clases, y esto se complementa con los consejos de seguridad con participación de la sociedad civil y los consejos comunitarios. He ahí nuestra esencia doctrinaria. “De ahí se desprende  un forma de hacer política en dialogo popular permanente, y un fuerte componente de lucha contra el clientelismo y todas las mañas de la vieja clase política.” Recordó Gaviria.

El Senador además  sugirió conformar un partido similar al que se construyó en 1985 cuando Uribe decidió retirarse del oficialismo liberal. Aquel entonces se creó una organización conformada por elementos de izquierda agrupados en el movimiento Firmes junto con algunas organizaciones evangélicas; un movimiento  para combatir el caciquismo y el baronazgo del entonces líder liberal Bernardo Guerra Serna.

“Eso se llamó el Sector Democrático dentro del liberalismo de Antioquía con unos estatutos, que consagraban como derechos permanentes la consulta entre nosotros y las convenciones como organizaciones municipales que iban ascendiendo en forma piramidal. Candidaturas como la de Álvaro Uribe Vélez, aun siendo el jefe natural de ese  ovimiento, por entonces, también estuvieron condicionadas a presentarse en las convenciones y ganarse el apoyo de cada militante. Aquello dio buenos resultados e hizo que creciera el movimiento; que surgiera una pléyade de dirigentes antioqueños nuevos, nosotros como Instituto de Estudios Liberales de Antioquia estudiamos e hicimos parte de ese fenómeno.” Agregó el Senador.

En la opinión de José Obdulio Gaviria la lucha se debe dar internamente dentro del partido por cada candidatura, y luego una vez obtenido el resultado, todo el partido debe estar unido para dar la lucha por ese candidato contra los partidos rivales. En su criterio, de ahora en adelante debe quedar establecido como principio, la lista cerrada. Debe retirarse del lenguaje del partido la palabra aval, porque eso no hace parte de lenguaje de la política real, sino del derecho comercial.

Y cuestionó jocosamente el que se dieran casos tan singulares como el del candidato al Senado por el Centro Democrático en  Boyacá, -íntimo amigo de cierta ex Ministra del gobierno de Uribe-, quien comenzó defendiendo con furia y lealtad a Uribe en Twitter, y cuando luego se le negó el denominado “aval” para ingresar a la lista del Senado por consideraciones políticas, entonces  cambio de ideas de un día para otro y se convirtió en el jefe de Polo Democrático en Boyacá.

“Esa historia no la podemos repetir, aquí el que venga a militar, debe prestar un juramento por el solo hecho de militar. Debemos diferenciar entre militantes que son líderes naturales, y simpatizantes o adherentes que son personas de la base que les resultaría inoportuno estar participando activamente todo el tiempo del partido. No es este un partido excluyente, pero tampoco es un partido en el que todo el que venga a una reunión y tenga refrigerio será llamado militante automáticamente.” sentenció Gaviria.

Advirtió sobre la peligrosa tendencia “secretista” dentro de un sector del partido, donde con argumentos como la premura del tiempo o la supuesta responsabilidad administrativa se pretenden construir unos estatutos privados dentro en un círculo cerrado y dar un manejo dudoso a las finanzas del partido que entren por reposición de votos, replicando la trágica experiencia de la creación del Partido de la U. “Al partido van a entrar aproximadamente 12 mil millones de pesos, y que no nos vengan algunos con el cuento que el manejo de esos recursos va a ser secreto.” advirtió Gaviria.

En ese orden de ideas José Obdulio Gaviria concluyó su intervención reiterando la importancia de que se consoliden unos medios de difusión del partido como una emisora, y un periódico mensual; que hayan cursos de formación para los militantes pagados por el partido; y que exista participación de los líderes del partido en la vida internacional a través de la asistencia a foros, seminarios y diplomados, sin olvidar la importancia de que se mantengan las sedes propias de la colectividad por lo menos en algunas capitales. “Todo eso parte de lo que nosotros llamamos vida de partido.” Agregó el Senador.

Intervención Senador electo Alfredo Rangel. El por qué, el para qué y el cómo hacer el Uribe Centro Democrático.

El Senador electo Alfredo Rangel hizo otra de las apreciaciones sustanciales dentro de la discusión explicando el porqué, el para qué y el cómo construir nuestro partido.

¿Por qué debemos construir un partido? “Porque tenemos un compromiso y una responsabilidad enorme con el pueblo colombiano, porque el pueblo colombiano es uribista, y lo ha reiterado en todas la elecciones recientes en las cuales se ha puesto en juego el liderazgo, la doctrina, y la popularidad del ex presidente Uribe.”

“Porque somos individualmente considerados el movimiento que obtuvo la más alta votación del país. Porque a pesar de que nos robaron las elecciones somos la primera fuerza política del país. Y queremos que eso perdure y se proyecte en el tiempo de manera duradera, y para eso hay que hacer instituciones, organización permanente, para eso debe haber partido.” Replico el Senador.

“En términos sencillos porque el destino de Colombia está amarrado al destino del uribismo.” Sentenció el Senador Rangel.

“¿Para qué? Para incrementar la seguridad, para tener un Estado mucho más potente, para atraer la inversión extranjera, para que reine el imperio de la ley, para que haya más equidad, más seguridad social; sería una irresponsabilidad histórica que llamados a ser el partido más importante del siglo XXI, nos negáramos a serlo.” Agregó Rangel.

“¿Y cómo construir el partido? Este debe ser un partido democrático no solo en su nombre, sino también en su dinámica y en su funcionamiento; un partido de los militantes. Donde los militantes deben ser la autoridad soberana; no va a ser un partido de notables, no va a ser un partido de clientelistas o burócratas, sino un partido donde todo el mundo tenga la oportunidad de ser líder, donde se premie y se reconozca ese liderazgo.Otro de los aspectos fundamentales de la construcción de este partido tiene que ser la rendición de cuentas y la transparencia de sus funcionarios. Porque hoy estamos de paso, pero luego vendrán otros que también servirán al pueblo colombiano desde esta colectividad.”

Participación de otros asistentes

Integrantes del público plantearon sugerencias como la creación de una autentica estructura de Formación en todas las regiones y la necesidad de que toda la información del partido llegue a las bases de la colectividad a través de medios eficaces de difusión.

También que haya una veeduría activa y canales de denuncia sobre cualquier irregularidad en la vida interna del partido. Además que en las localidades de una mega ciudad como Bogotá se consoliden organizaciones territoriales de base para que las comunidades estén en permanente contacto con el Centro democrático y que la colectividad fije como tema prioritario de su agenda los temas ambientales.

Finalmente Sonia Navia, líder representativa del uribismo remató el encuentro, planteando la necesidad de estar discutiendo permanentemente todos los problemas de la nación. De estar pensando cómo se queremos construir esta patria, y de la necesidad de formarnos y servir al país desde la democracia interna de nuestro partido.

“Tenemos que mostrarle a la gente que este es un partido nuevo, un partido con ideas propias y principios. Las bases del partido deben mantenerse vigilantes y trabajando para preservar el partido. Este partido tiene como desafío elegir un presidente digno para la nación colombiana, y estar ahí detrás apoyándolo y si es necesario rectificándole. ¡Desde hoy hasta el 25 de mayo trabajemos duro! No hay dinero para comprar votos y conciencias pero tenemos  ideas poderosas y un amor inagotable por esas ideas.” Concluyó Sonia.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar