No aceptar cubanos ni Asamblea Constituyente en Colombia

No aceptar cubanos ni Asamblea Constituyente en Colombia

Para recordarle al pueblo colombiano que hace unos dos o tres años atrás una de las intenciones de Santos, el actual Presidente de Colombia, es que pensaba traer al país, lo dijo públicamente, una legión de entrenadores deportivos y médicos cubanos para que trabajaran en el país, todo ello a cambio de saldar una deuda de treinta millones de dólares que Cuba tiene con Colombia y que es una deuda impagable por el régimen. Esa era la excusa que Santos en su momento ponía para que empezaran las momias cubanas a invadir a Colombia. Si Uds. leen el artículo de abajo esa fue la forma como entraron en Venezuela los más de ciento cincuenta mil cubanos que hoy tienen invadida y sometida a Venezuela, todo con la complacencia de las fuerzas del orden y de personajes comunistas que desde hace ya casi quince años  han estado gobernando a nuestro hermano país.

Esto repito, no me lo estoy inventando. Personalmente el Presidente Santos por televisión lo dijo. Lo escuché y lo ví. Gracias a Dios no lo pudo hacer porque si no ya estaríamos bajo el dominio de los cubanos.

Otra cosa importante para toda Colombia, es que sus ciudadanos conozcan y reflexionen sobre las verdaderas intenciones de Santos con las conversaciones de paz para entregarles el país a los terroristas, bajo la figura de la firma de una paz con impunidad y que ocupen cargos públicos. La intención de estos criminales no es más que instalar en nuestra Patria el famoso socialismo siglo XXI de los hermanos Castro, exactamente el mismo que hoy está instalado en Venezuela, el mismo que hoy está asesinando y reprimiendo al pueblo venezolano. Por favor despierten. Cada uno de nosotros tiene la obligación de que nuestros vecinos, nuestros amigos, se enteren de la verdad y no permitamos la reelección de este Presidente actual quien desde hace muchos años pertenece a las Farc.

Otra cosa que tienen que tener en cuenta es que Santos hace todo lo contrario de lo que él en un principio propone. El nunca aceptó que fuera una Asamblea Constituyente la que refrendara el proceso de paz en Colombia. Siempre propuso que este acto fuera refrendado por un referendo. Hoy ya se sabe por conversaciones que ha tenido con Piedad Córdoba, Iván Cepeda, y todos los principales dirigentes comunistas, que Santos ya está de acuerdo con imponer la Asamblea Constituyente lo que realmente sería la forma más fácil para entregarles el país a los terroristas de las Farc y por ende a los hermanos Castro. En una Asamblea Constituyente las Farc exigirían por lo menos estar representadas por cuarenta por ciento del total de los miembros de la Asamblea sin necesidad de que sean elegidos por el pueblo. El otro 60% será elegido por el pueblo colombiano. Pero ahí hay otro problema: todos los colombianos sabemos que el partido comunista en Colombia no sobrepasa el diez por ciento de la población colombiana, pero sin embargo ese diez por ciento elige a sus representantes que hoy están en el Congreso representados por los partidos políticos, Polo Democrático, Partido Progresista, Partido Verde y hasta, desafortunadamente, el partido liberal actual de quien ya todos sabemos cuál es su verdadera ideología.

Ese grupo colocará un veinte por ciento o más de miembros de la Asamblea Constituyente por medio del voto que sumados al cuarenta por ciento de los criminales que obtengan el puesto por concesión del gobierno Santos, tendrán el poder necesario para imponer y disponer dentro de la Asamblea a su libre albedrío. Esto realmente es lo que están buscando los criminales de las Farc: lograr cambiar a su antojo la Constitución para evitar la acción de la justicia internacional, quien de no cambiar la Constitución los perseguirá por los crímenes de lesa humanidad y delitos contra los derechos humanos cometidos por esos criminales.

Por eso los colombianos tienen que tomar conciencia de que una Asamblea Constituyente no es viable ni saludable para nuestra democracia y por ende para nuestra patria libre. Por ello también todos los colombianos debemos evitar la reelección de Santos, quien repito es miembro de las Farc desde hace muchos años. Por ello no se puede aceptar una paz con impunidad o con prebendas para los criminales de las Farc. Por ello debemos exigir que sea un referendo el que diga si estamos de acuerdo o no con darles todas esas garantías a los criminales de las Farc. Si queremos que nuestra Patria siga siendo un país libre, un país democrático, pero no la famosa democracia que pregonan Maduro o los hermanos Castro en Venezuela y Cuba respectivamente, sino un país libre con una democracia sólida y representativa, por ello debemos decir no más Santos. No a un proceso de paz con impunidad o con prebendas para los criminales de las Farc. Si llegado el caso tenemos que acceder a la paz por conveniencia o por obligación para el país, solicitar a esos países que están sirviendo de garantes que les den exilio a los dirigentes criminales. Nunca aceptaremos que se queden en el país con poder político para obtener gratis lo que durante tantos años buscaron con su violencia y barbarie desplegada en todo nuestro suelo patrio.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar