VERGONZOSA IMPUNIDAD, SIN ENTREGA DE ARMAS

VERGONZOSA IMPUNIDAD, SIN ENTREGA DE ARMAS

El Terrorismo de las Farc, pretende concluir su faena de diálogos en La Habana, con total impunidad, en donde el gobierno en su afán reeleccionista va cediendo, frente a los caprichos desmedidos de la banda armada, que ha dicho de mil maneras que no entregará las armas, y por eso una fracción de esa narcoguerrilla reafirmó el pasado 7 de marzo “se equivoca el imperio y la oligarquía vende patria que gobierna a Colombia, si en sus cuentas están la desmovilización de nuestras fuerzas y la entrega de nuestras armas” lo que demuestra que en Cuba el gobierno está perdiendo el tiempo y plata de nuestros impuestos, pues lo que buscan las Farc es el poder mediante la claudicación del gobierno, siendo la Constituyente su golpe de gracia.

De acuerdo a lo anterior la Marcha Patriótica como adlátere de las Farc, acaba de proponer la realización de una Asamblea Nacional Constituyente con miras a refrendar los acuerdos de La Habana, mediante una llamada octava papeleta para el 25 de mayo día de la primera vuelta en las elecciones presidenciales; lo primero que se debería preguntar seria ¿Cuáles acuerdos? Ya que se habla sobre dos temas hasta ahora, como son: la estructura agraria y la participación política, cuya ambivalencia es patética, por lo tanto seria prácticamente inoficioso e irresponsable caer en semejante trampa.

¿Qué se busca con la convocatoria de una Constituyente promovida por el grupo terrorista de las Farc y los sectores enfermizos de la extrema izquierda? ni más ni menos que la impunidad para la narcoguerrilla, pensando equivocadamente que con ese instrumento los crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad que ha cometido la banda armada quedan exculpados, al aprobarse una amnistía para los crímenes atroces en esa Constituyente, que sería integrada de manera burocrática por un buen numero de cabecillas guerrilleros nombrados a dedo, sin entregar las armas, y por los que salgan elegidos para ese efecto, en donde desde luego también participarán los grupos afectos a la guerrilla.

Entonces sueñan los extremistas si creen que la Constituyente será su salvación, porque los crímenes cometidos por las Farc violatorios del Derecho Internacional Humanitario, no prescriben ni son indultables, y se pueden perdonar en esa Constituyente, pero por ello no va dejar de actuar la Corte Penal Internacional tarde o temprano, así Colombia se retirara del Estatuto de Roma para complacer a los terroristas, de todas formas se le aplicara el peso de la ley internacional a los cabecillas guerrilleros, por lo tanto es mejor no inventar tramoyas jurídicas ya que Colombia no puede suplantar al DIH.

El Presidente Santos que tiene comprometida su reelección, moverá cielos y tierra para hacerse reelegir, por lo tanto no sería extraño que utilice cualquier instrumento para no perder, como el de una Asamblea Constituyente si las encuestas favorecen a esa convocatoria, pero si por el contrario las negociaciones de La Habana perjudican un nuevo periodo en la Casa de Nariño, no es raro que invocando las acciones violentas que han cometido las Farc en los últimos días con crímenes atroces y la contumacia guerrillera, suspenda los diálogos de La Habana, para buscar el apoyo de sectores adversos a los mismos.

El gobierno de Santos reeditara el Consejo Nacional de Paz, como un nuevo “insumo” para las conversaciones en Cuba, lo que demuestra que todavía no sabe frente a quien está negociando, ya que la cuestión no es meterle más gente al asunto, que le sirve demasiado a la narcoguerrilla para dilatar aun más, sino saber lo que busca la guerrilla estratégicamente con las conversaciones, a la cual le interesa un bledo que la mayoría del pueblo colombiano esté en contra de ellos, ya que en su actuación como secta marxista leninista, las masas son simples herramientas que se usan para satisfacer sus apetitos burocráticos mediante la toma del poder político, así que el tal Consejo Nacional de Paz no va a convencer a las Farc para que renieguen de su comunismo totalitario, esperpento que ha sido la organización criminal más grande que ha existido en toda la historia de la humanidad.

Tampoco dicho Consejo Nacional de Paz, logrará que los terroristas de las Farc entreguen las armas, ni dejen de reclutar niños, ni que devuelvan a los secuestrados, ni que hagan el desminado en las zonas en donde colocan esos instrumentos de muerte, sino que ese organismo será un nuevo saludo a la bandera que contribuirá a extender aun mas los diálogos, demostrándose el fracaso de unas conversaciones improvisadas, pues no le exigieron desde el comienzo a las Farc unos requisitos previos antes de sentarse a la mesa, así que vamos por el camino de una nueva frustración.

Los cantos de sirena sobre el fin del conflicto que ha vendido el gobierno, no pasan de ser unos simples sofismas ante las pretensiones irreductibles de una narcoguerrilla, que no le interesa la paz sino los diálogos para fortalecerse política y militarmente, porque no se puede explicar un fin del conflicto sin la entrega de las armas, y ya es hora que el gobierno le empiece a explicar a la sociedad porque se metió en semejante berenjenal, el cual favorece únicamente a las ambiciones de los terroristas.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar